Antígona hace comedia de enredo con 'Las falsas confidencias'

  • El grupo lleva al Teatro Isabel la Católica una obra clásica del siglo XVIII sobre el mundo de las conquistas amorosas, los intereses económicos y la diferencia de clases

El grupo teatral Antígona lleva hoy, mañana y el viernes a las tablas del Teatro Isabel la Católica el montaje Las falsas confidencias, de Pierre Carlet de Marivaux, una comedia de enredo del siglo XVIII que tuvo un gran éxito en su momento. La obra es una adaptación realizada por el director de AntígonaTeatro, Eloy Fructuoso, que ha tenido un gran acogida por parte del público en sus preestrenos. El montaje tiene como finalidad ser un espectáculo en beneficio de la Cruz Roja.

Las falsas confidencias está ambientada en el París del Siglo de las Luces y que tuvo su estreno en esa ciudad en 1737. Según Fructuoso, la comedia "nos muestra la sociedad de la época, en sus distintos estamentos socialesa, con sus costumbres y tópicos, tabúes y prohibiciones".

El montaje se centra en las peripecias de un joven atractivo, pero pobre que, con la ayuda de un antiguo criado, intenta lograr el amor de una joven viuda burguesa muy acaudalada y de la que está ciegamente enamorado. A partir de ahí, el protagonista tendrá que vérselas con los delirios de grandeza de la madre de la joven, que está obsesionada por introducir a la joven viuda en la nobleza mediante matrimonios concertados y también con su propio tío, quien es quien sustenta económicamente al joven.

El montaje está interpretado por Antonio Amor, Javier Soler, Eloy Fructuoso, Antonio Morell, Lola Fernández, María José Estremera, María Victoria Casas, Pedro Joya y Rosa Quero.

Se da la circunstancia de que Eloy Fructuoso es juez de profesión en el juzgado de lo Social de Granada. "Se trata de dos trayectorias diferentes que siempre quiero separar", comenta. "A otros jueces les gusta ver el fútbol los domingos o el baloncesto, o escribir libros. Para mí, esto es lo mismo". Una de las principales características de Antígona Teatro es que se trata de una compañía amateur, no profesional, dedicada exclusivamente al teatro clásico o al teatro de época. Sus anteriores montajes se centraron siempre en las tragedias griegas. "Nos gusta hacerlo todo como el teatro clásico, ciñéndonos a la obra en sí, con su vestuario real y demás", apunta Eloy Fructuoso.

Antígona se fundó en el año 2001, aunque sus integrantes comenzaron su carrera hace décadas prácticamente. Eloy Fructuoso se inició desde muy joven en el teatro, coincidiendo con compañías como el Teatro Español Universitario (TEU), de José Martín Recuerda. Luego se vio obligado a dejar su pasión como una afición privada cuando entró en el mundo de la judicatura.

"En el año 2001 coincidimos varios actores aficionados para la representación de la obra Antígona en la compañía Corral del Carbón. Allí se nos ocurrió montar entre nosotros un nuevo grupo teatral".

Respecto a la opinión de sus compañeros de los tribunales, Eloy Fructuoso señala que ellos ven esta faceta suya "como algo simpático". "Siempre han sabido que es una pasión a la que yo no he querido renunciar nunca".

Para la compañía ha sido todo un reto dejar la tragedia clásica griega para abordar un comedia de enredo del siglo XVIII. "Es realmente complejo hacer una comedia. Es muchísimo más difícil hacer reír que llorar al público. Para hacer una comedia, hay que crear un ambiente de absoluta simpatía con el público", dice.

De Las falsas confidencias señala que continúa siendo una obra completamente actual, "porque siguen existiendo las coqueterías, las intrigas amorosas, las sutilezasde la seducción y los lenguajes con muchos dobles sentidos", apostilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios