Antonio Carvajal deja el Patronato Lorca para retomar su actividad como poeta

  • El escritor se despedirá el viernes del centro de Fuente Vaqueros con un concierto de la Orquesta de Cámara de la Universidad

Su 'aventura' al frente del Patronato Lorca de Fuente Vaqueros se ha prolongado justo un año: Antonio Carvajal se incorporó el pasado 1 de enero como "coordinador de actividades culturales y artísticas" del organismo gestionado por la Diputación Provincial y será el próximo viernes cuando dé por finalizada su labor con un concierto a cargo de la Orquesta de Cámara de la Universidad de Granada. Hace dos años, el poeta Juan de Loxa decidió cerrar una etapa de cerca de dos décadas de entrega absoluta a la 'causa lorquiana' alegando la necesidad de "tomarse un tiempo sabático para ocuparse de las cosas propias de su sexo".

En esta ocasión, el trasfondo del abandono se asemeja: Antonio Carvajal quiere volver a escribir. Asegura que este año al frente del organismo provincial le ha supuesto "un esfuerzo enorme" y confiesa su interés por volver a su poesía y a la tranquilidad de sus clases en la Universidad. "No he tenido ningún problema con la Diputación ni con Martínez Caler [presidente de la institución provincial]. El contrato me cumple ahora y he decidido no prolongarlo. Hace dos años que no escribo ni un solo verso y quiero volver a la poesía".

Tanto es así que une su marcha de la Casa Natal de Lorca con el cierre de los actos de homenaje a Elena Martín Vivaldi que tendrá lugar el próximo 8 de marzo y que supondrá también el cierre de su etapa como comisario del centenario.

"Llevo a gala lo de ser poeta y ya he perdido mucho tiempo". Justamente, su decisión se explica en dos sentidos: por un lado, para dedicarse a los versos y a sus clases de Métrica y, por otro, a su convicción de que era incapaz de responder a la petición de la Diputación de ocupar la dirección del Patronato a tiempo completo: "Me habían pedido dedicación exclusiva y para mí es imposible. Por nada del mundo podría dejar la docencia. No hay nada como la vida universitaria. He decidido ser bueno y feliz".

Tan críptico como fue Juan de Loxa en su día lo es ahora Antonio Carvajal al dejar la Casa Museo de Fuente Vaqueros. "Los actos de esta semana", decía ayer en una nota remitida a los medios, "suponen el final (por ahora) de mi colaboración con el Patronato Cultural Federico García Lorca. A los fieles, mi agradecimiento. A todos, salud".

Para la Diputación Provincial, con la marcha de Carvajal surge de nuevo la responsabilidad de encontrar un profesional con un perfil adecuado para afrontar la gestión del organismo lorquiano. Más aún cuando se afronta una etapa de importantes cambios y especial proyección internacional con la próxima puesta en marcha del Centro Federico García Lorca en la céntrica Plaza de la Romanilla de la capital y el regreso de todo el legado del poeta que en estos momentos se custodia en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

En noviembre de 2005, el Patronato Lorca hizo efectiva la "jubilación anticipada" de Juan de Loxa y, desde ese momento, su sustitución fue especialmente complicada: se intentó primero con el escritor Gregorio Morales -su condición de jubilado impidió el nombramiento- y más tarde se delegaron las funciones en María Antonia Hidalgo, persona de confianza que había asumido la subdirección de Cultura en la Diputación. Con Carvajal, Martínez Caler dijo haber encontrado al candidato ideal. Ahora, la sustitución de De Loxa queda de nuevo en el aire.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios