'Apátridas', un homenaje a la verdadera patria, "el amado"

El escritor José Ganivet siempre ha admirado la narrativa de Graham Green, autor de El americano impasible. En ella, un veterano corresponsal de guerra inglés queda prendado de una chica vietnamita en plena rebelión. Más tarde, la casualidad querría que el granadino conociera a la que hoy es su mujer, una vietnamita que en los primeros momentos de la relación le confesó que en su pasaporte aparecía la palabra 'apátrida'. "Aquello me pareció muy duro", confiesa el escritor granadino. Hoy rinde homenaje a la historia de Green y a la suya propia con el libro Apátridas, un conjunto de poemas con una idea que fluye por toda la obra: "La verdadera patria está en la persona amada". Para Ganivet, todas las demás cosas son artificiales.

Estructurado en cuatro partes, el poemario es un itinerario que desgrana las distintas situaciones del amor. El encuentro, la atracción y la seducción primeras; el encuentro físico con cuentos-poemas eróticos; la pérdida del sentido del equilibrio y el amor como medicina de las dificultades y el dolor que aparecen a lo largo de la vida. Cada una de ellas con un texto de la novela de Green como apertura de cada capítulo.

Dedicado durante toda su vida a la enseñanza, el santaferino posee otras publicaciones, entre las que se encuentran los poemarios Resina y Ónice -donde refleja su paraíso, la Vega-, Ligero con el alba -con poesía mística y religiosa-y Tiempo de poda -sobre la decadencia y el paso del tiempo-. Además, el sábado presenta en la Biblioteca Municipal de Dúrcal el libro Vamos a soñar poesía, una colección de unos cuarenta poemas que escribieron sus alumnos de hace unos veinte años con poemas libres sobre los números o los colores y que ha guardado todos estos años. "Estaba basada en una técnica francesa de escritura libre y tuvo mucho éxito entre mis alumnos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios