Crítica música ine

Apolo y Dafne más vivos que nunca

Comentarios 1

concierto familiar ocg

Programa: Georg Friedrich Haendel, Apollo e Dafne.Orquesta Ciudad de Granada. Director: Carlos Mena. Solistas: Verónica Plata (soprano) y Víctor Cruz (barítono). Lugar y fecha: Auditorio Manuel de Falla, 16 de abril de 2016

El tercero de los conciertos didácticos/familiares de la Orquesta Ciudad de Granada nos transporta a los salones de la Italia barroca para disfrutar de la cantata Apollo e Dafne de Georg Friedrich Haendel. Para su puesta en escena se ha contado con los cantantes Verónica Plata y Víctor Cruz, que junto a la OCG y bajo la dirección de Carlos Mena han recreado magistralmente este mito clásico en la versión que Haendel dejó para la posteridad.

Apollo e Dafne es una obra de juventud de Haendel y un claro ejemplo de la evolución estética del autor, que asimila de Italia el estilo operístico del que más tarde daría sobrada cuenta en Inglaterra. La obra sigue la estructura de la cantata barroca, estructurada en una serie de recitativos y arias que van narrando la acción del libreto. Como era habitual en la época, la música se engarza con sutiles fórmulas retóricas que hacen más comprensible la semántica del texto, recurso que Haendel dominaba con genialidad y aguda sutileza.

La puesta en escena de la cantata, semiescenificada en el Auditorio Manuel de Falla, resulta sumamente original y oportuna, pues nos hace comprender a la perfección el mito y salva la barrera idiomática existente al estar escrita la obra en italiano (siendo de agradecer que la traducción sí apareciera en esta ocasión en el programa de mano). La aparición de una gigantesca pitón al comienzo de la obra, la realización de los telones de fondo y su iluminación o la transformación en laurel de Dafne son todo un acierto, contribuyendo a dotar de color y dinamismo la interpretación.

En lo musical, cabe resaltar la belleza y precisión de la voz de Verónica Plata, una soprano granadina que se caracteriza por su riqueza tímbrica y su elegancia interpretativa. Su recreación de Dafne fue muy oportuna, pese a que la partitura resulta por momentos complicada, exigiendo un dominio de la respiración y la dicción encomiables. También es destacable la calidad de la voz del Víctor Cruz, un barítono de amplio registro que salvó muy bien la dificultad de su papel de Apolo, a quien Haendel dotó de una tesitura extrema, con continuos saltos de registro y frases de considerable longitud. Ambos fueron magistralmente dirigidos por Carlos Mena, que no sólo es el director artístico del proyecto, sino que también participó en la definición de todo el espectáculo aportando su experiencia y conocimiento del género. Mena supo encontrar el balance justo entre voces e instrumentos, transformando nuestra OCG en un instrumento barroco de precisión en el que cada motivo melódico tenía la presencia justa dentro del entramado contrapuntístico orquestal.

Para la recreación didáctica de Apollo e Dafne el departamento pedagógico de la Orquesta Ciudad de Granada ha contado con la colaboración del Centro de Profesorado de Granada, que ha articulado una serie de actividades formativas previas al concierto y ha editado una magnífica guía didáctica sobre la obra, y también con la Escuela de Arte de Granada, que ha diseñado los elementos escénicos. El esfuerzo conjunto de estas instituciones ha contribuido al éxito rotundo de esta actividad, que a lo largo de la semana ha acercado la música barroca a cerca de seis mil alumnos de secundaria, haciendo más comprensible y cercana la música del pasado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios