Ciencia hoy

Aprender tocando la ciencia

  • Un total de 450 niños de entre cinco y doce años participarán en los talleres de verano del Parque de las Ciencias que arrancaron ayer con la biodiversidad, la anatomía, la física y la astronomía como protagonistas

Mover un telescopio de cuatro toneladas con un solo dedo o hacer de un globo y un vaso de agua un pulmón humano es posible desde ayer en el Parque de las Ciencias. Un total de 450 niños de entre cinco y doce años participarán este año en los talleres que organiza el museo granadino con el nombre de Verano con ciencia, que gira en torno a dos grandes bloques: la Biodiversidad y Anatomía Humana y la Física y la Astronomía.

"Aprender ciencia a través del juego y la diversión" es el principal objetivo de los cursos, como explicó ayer su coordinadora, Loly Hidalgo. Es fácil. No es lo mismo entender la compleja respiración humana a través de un dibujo en un libro de texto que tratando de averiguar cuánto aire cabe en los pulmones con un globo. Igual pasa con el corazón o el cerebro. Les llama mucho la atención, cuenta Hidalgo, poder ver cómo funcionan porque disfrutan de la ciencia "tocándola" y convirtiéndose en protagonistas de sus propios descubrimientos. Pasa con una actividad en la que aprenden a reciclar papel o fabricar jabón.

Divididos en tres grupos y guiados por monitores y expertos del museo granadino, los niños hacen durante cuatro días un completo recorrido de actividades englobadas en cuatro apartados.

En el primero, Compartimos nuestro planeta, descubren el mundo de las plantas, los secretos del mundo alado y que no todos los venenos son malos. "Visitan el mariposario o hacen recorridos botánicos. Conviven con las aves rapaces y las tocan por primera vez. Ven proyecciones de imágenes de la naturaleza...".

El segundo, Viajamos por el interior de nuestro cuerpo, les hace sentirse glóbulos rojos o neuronas. Aprenden también a reconocer el mundo que les rodea y hacer disecciones anatómicas. En Jugamos con la Física y la Astrofísica, estudian la velocidad del sonido, las historias de las estrellas y las lunas y, lo que más les gusta, se convierten en auténticos protagonistas de una cuenta atrás para el lanzamiento de un cohete. Los pequeños se convierten conocen el Observatorio Astronómico, disfrutar de una sesión de planetario y construir instrumentos musicales y asistir a talleres de sonido, reciclaje y flotación

Por último, en Sol, Tierra y Agua comprenden cómo se formó nuestro planeta, ven por primera vez un fósil, y entienden la importancia del sol y el agua como fuentes de vida y energía.

Hasta el próximo 8 de agosto, el Parque de las Ciencias desvelará los secretos científicos de los más curiosos, muchos de los cuales repiten. "Hacen preguntas muy inteligentes que les van surgiendo sobre la marcha". Una de las más comunes: ¿qué es un agujero negro? En el museo encuentran las respuestas. "Cualquier experto del Parque está dispuesto en todo momento a contestarles".

Para los futuros astrónomos, biólogos o médicos, "ver la ciencia desde su parte lúdica" les anima a estudiarla y comprenderla. Tanto es así, que debido al éxito que alcanzaron los talleres de la última edición se han incrementado las plazas con grupos de 75, en vez de 50 como el año anterior.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios