La Argentinita y Lorca vuelven a encontrarse

  • Eva Manzano y Juan Trova presentan este viernes 'No duerme nadie' en la sede de CajaGranada El espectáculo fusiona poesía, música, danza y teatro

No duerme nadie recrea una noche ficticia en la vida de La Argentinita y Federico García Lorca, un encuentro mágico en el que los dos amigos charlan alrededor de una botella de vino para ir eligiendo las canciones de un disco mítico que pasaría a la historia. Esa velada recreada llegará este viernes al Teatro de CajaGranada de la mano de otros dos amigos, la bailaora Eva Manzano y el cantautor Juan Trova, que interpretarán a estos compadres.

Y es que fue el bautizo del hijo de unos amigos en común lo que convirtió a Federico García Lorca y a Encarnación López Júlvez, La Argentinita, en compadres, una relación que creció con las cartas enviadas de un lado al otro del Atlántico y que dejó en 1931 una decena de canciones míticas.

En una carta fechada en el verano de 1931 Lorca llama a La Argentinita "querida comadre" y le cuenta: "Mis hermanillas, que son fervientes admiradoras de usted, ponen a toda hora los discos que, entre paréntesis, son estupendos".

En No duerme nadie -título de un verso del poeta- Manzano y Trova fusionan música y baile para imaginar las conversaciones que mantuvieron para seleccionar canciones como Anda jaleo, Los cuatro muleros o la Nana a Sevilla, Café de Chinitas, Las Morillas de Jaén o Zorongo gitano y que se grabaron en discos de pizarra gramofónicos. Pero también incluye algunos de esos textos epistolares: una carta que La Argentinita mandó al poeta de Fuente Vaqueros y que lee en escena Juan Trova.

El proyecto se estrenó a finales de octubre en el W. Carroll Coyne Center. "Nosotros, igual que ellos dos, somos muy amigos y queríamos estrenarla en Nueva York porque era otra forma más de establecer un paralelismo aún mayor", cuenta Trova, quien detalla que el espectáculo reinterpreta la relación entre los dos artistas con una escenificación muy sencilla para presentar su arte pero, también, su amistad.

"Según lo que nos ha dado cada tema, por ahí hemos tirado. Algunas canciones suenan más populares, pero otras con palos flamencos como la bulería y también las hay por blues", explica Manzano. "Son canciones muy famosas pero hemos intentado llevárnoslas a nuestro terreno. Aunque muchas no se acerquen al flamenco, sí hemos intentado que tengan ese toque de lo que Carlos Cano denominaba jondismo", agrega Trova.

A las canciones del disco, Trova y Manzano suman algunas piezas musicalizadas de la propia poesía lorquiana. "Incluimos también la Canción del jinete y El lagarto está llorando, musicalizadas por Paco Ibáñez pero con toques de blues, y el Pequeño vals vienés en la versión de Leonard Cohen", cuenta el cantautor.

En cuanto a las coreografías, la baliora -que en este espectáculo también cantará un poco, "como hacía La Argentinita- ha preferido también no buscar referentes y dejarse llevar sólo por lo que cada tema le sugería. "Supongo que tendrán sus versiones, sobre todo canciones tan famosas como Anda jaleo, pero según me ha inspirado cada una, así he ido haciendo".

El espectáculo se presentará el próximo viernes en el Teatro CajaGranada para girar después por España y Cuba, aún sin fechas cerradas. "Queríamos homenajear esa unión artística que iba más allá del escenario, porque nunca se había profundizado en esa complicidad", recalca Trova sobre el montaje, cuyas entradas están ya a la venta a un precio de 10 euros -12 en la taquilla del teatro-.

Esa querencia, la complicidad y la amistad que compartieron los dos compadres y que materializaron en un cancionero popular se refleja también en la parte más teatral que incluye también No duerme nadie. "Mi vestido no es el tradicional vestido de baile y Juan lleva un traje muy de esa época", cuenta Manzano sobre esta obra que reúne música, danza, teatro y poesía.

La presentación del espectáculo, ayer en el restaurante Chikito, fue también un homenaje al desaparecido Café Alameda, en la misma ubicación y donde en los años 20 nació la tertulia bohemia el Rinconcillo, que reunió a poetas, escritores, periodistas, artistas y músicos y donde se organizó, en 1922, el primer concurso nacional de Cante Jondo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios