Arqueología de etiqueta

  • Myrian Seco, directora de las excavaciones en el templo funerario de Tutmosis III, en Luxor, ofrece una conferencia en la Facultad de Filosofía y Letras

Elementos imprescindibles para una arqueóloga de prestigio: paciencia, un equipo multidisciplinar y un par de botellas de champán para celebrar un hallazgo. Es al menos el caso de la arqueóloga española Myrian Seco, que ayer pronunció una conferencia en la Facultad de Filosofía y Letras titulada 'Excavaciones en el templo funerario de Tutmosis III (Luxor, Egipto)'. La arqueóloga destacó en su encuentro con los estudiantes la importancia de contar con un equipo multidisciplinar. "Estos proyectos no se ciñen a una única modalidad, son positivos y mejoran los resultados", según la arqueóloga. El equipo de la investigadora lo forman doce expertos -cuatro españoles, cuatro egipcios, dos libaneses, un alemán y un japonés-, y ochenta obreros que tienen previsto realizar una tercer campaña en 2010, aunque el saneamiento completo del templo necesitará al menos unos diez años más.

La investigadora desarrolla este proyecto tras más de once años de análisis, aspecto este, el de la experiencia, que resulta clave para poder ejercer esta profesión, así como el conocimiento de la zona que se pretende explorar o el interés mostrado por los arqueólogos, según Seco. Durante la primera campaña que se llevó a cabo entre septiembre y octubre del año pasado, el equipo de Seco halló más de 4.000 piezas y fragmentos de los relieves de las paredes del templo, de estatuas y cerámica. En noviembre se producirá la segunda campaña, en la que pretenden continuar con las excavaciones y procesos de investigación en la primera terraza del templo así como la restauración del muro exterior. Tutmosis III (1479-1425 a.C.), sexto faraón de la XVIII dinastía, fue uno de los más destacados gobernantes del Antiguo Egipto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios