Atarfe 'blinda' la ciudad para el concierto del año

  • Centenares de operarios vigilarán que todo esté perfecto para Roger Watersl El concierto 'The dark side of the Moon' de Roger Waters comenzará esta noche a partir de las 22.00 horas en el Campo de Fútbol de Atarfe. Entradas disponibles en taquilla por 75 / 85 euros.

Tan sólo una "escandalosa tormenta" podría impedir que esta noche 20.000 personas sean testigos en Atarfe de uno de los mayores espectáculos de la música en directo. El operativo especial formado por más de 400 personas, los cerca de 10.000 aparcamientos preparados en los alrededores del campo de fútbol y, sobre todo, la presencia de Roger Waters en Granada desde ayer por la tarde auguran un concierto para el recuerdo.

El que fuera líder de Pink Floyd llegó ayer alrededor de las 18.30 horas y "bastante cansado" al Hotel AC Santa Paula, donde recibió la bienvenida del concejal de Cultura del Ayuntamiento de Atarfe, Tomás Ruiz. "Al final Roger Waters ha llegado en un vuelo directo desde Nueva York y después de muchas horas de viaje, así que ha sido bastante parco en palabras y estaba un poco serio. Pese a todo, nos ha saludado con interés y nos ha dicho que necesitaba descansar", contó Ruiz tras su encuentro.

Waters saldrá al escenario a las 22.00 horas en punto, pero mucho antes de ese ansiado momento cientos de personas habrán estado trabajando sin tregua durante mucho tiempo para conseguir hacer del concierto un show redondo. Decenas de técnicos se han ocupado de descargar durante una semana los 24 trailers de luces y sonido que requiere el espectáculo The dark side of the Moon, así como de montar el inmenso escenario -uno de los más grandes que están de gira actualmente- y la pantalla de televisión de más de 20 metros que proyectará videocreaciones durante todo el concierto.

Alrededor de 400 personas entre Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil, bomberos y servicios del 112 y Cruz Roja permanecerán en estado de alerta dentro y fuera del recinto del concierto desde primera hora de la mañana para asegurar que no haya ningún tipo de incidencia. Además, y para que nadie llegue tarde al acontecimiento, la carretera de Córdoba, así como la autovía A-92 contarán con todo tipo de señales que indicarán a los asistentes la mejor salida hacia el campo de fútbol. Una vez en los alrededores del escenario, cerca de 10.000 aparcamientos -4.000 más que en el pasado concierto de Mark Knopfler- se encargarán de evitar problemas inesperados de última hora.

También está todo preparado para la gran celebración posterior al concierto. Cuando a eso de las 00.45 horas Waters cuelgue su guitarra, la fiesta comenzará fuera del campo del fútbol, en el bulevar del Hotel Coronas, donde se ha instalado una carpa especial que cuenta con un mercadillo medieval, barras para degustar los productos típicos de la zona y un escenario donde varios grupos de tributo a Pink Floyd se encargarán de que las 20.000 personas que -según las previsiones- asistirán al concierto no tengan ganas de irse pronto a dormir.

Ante tanta organización, lo que se convierte a estas alturas casi en una misión imposible para los asistentes de fuera de Granada es encontrar alojamiento. Según destacó Ruiz, desde hace más de una semana no sólo Atarfe registra un lleno hotelero del cien por cien, sino también la capital y las localidades vecinas como Santa Fe. "Nos han asegurado que el público ya está buscando habitaciones en Loja y en pueblos más alejados de la ciudad", enfatizó el concejal de Cultura, quien 'asegura' que el tiempo para esta noche será "magnífico" y que el concierto sólo peligraría en caso de "lluvia torrencial".

Con todo preparado al milímetro, ya sólo queda dar paso a toda la buena música del artífice de algunos de los mayores éxitos de Pink Floyd. Serán casi tres horas de concierto para disfrutar íntegramente de las canciones del álbum The dark side of the Moon y de algunos de los clásicos de la banda que revolucionó para siempre los cimientos del rock y la psicodelia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios