Autorizado para todos los públicos

Suena tan plácido y natural como un James Taylor despojado de demonios. Después de ser un destacado surfero profesional y de haber realizado algunos documentales sobre surf, resultó ser también un dotado compositor e intérprete algo indolente pero con gancho. Éste es su sexto trabajo y aunque es verdad que su música no deja marcas perdurables, no lo es menos que sus canciones se cuelan por las rendijas subrepticiamente. Debe ser eso lo que lo ha situado como uno de los favoritos del público americano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios