Ayala para empezar

  • El centenario escritor participó ayer en una reunión del patronato de su Fundación y esta mañana inaugura el Hay Festival con una mesa redonda en el Carmen de los Mártires

Sigue tomando miel por la mañana, bebiendo el mismo güisqui por la noche y acercándose a su ciudad con el agradecimiento por delante. Francisco Ayala regresó ayer a Granada con un doble motivo: presidir ayer la reunión ordinaria del patronato de su Fundación y participar hoy en la inauguración del Hay Festival, cuyo primer paso es un homenaje en el Carmen de los Mártires con la presencia de Carolyn Richmond, Juan Cruz, Emma Rodríguez, Fernando R. Lafuente y Salvador Giner. El Hay Festival tiene suerte; acaba de nacer y ya tiene a su disposición 102 años de trayectoria intelectual y vital. "Cuando uno está llegando a su fin, es bonito volver a sus orígenes", dijo Ayala después de bajar del coche oficial antes de pasar el umbral del palacete del Alcázar del Genil. Es la frase que lleva repitiendo los últimos años cada vez que se acerca a su ciudad.

Allí le recibió Rosa Torres en su doble cargo de consejera de Cultura en funciones y de una de las personas que despiertan en Ayala una sonrisa más amplia. Y como ayer era su onomástica, los miembros del patronato obsequiaron al escritor con un tarro de miel de la Alpujarra y un ramo de flores blancas, el contrapunto a las rosas negras de su Jardín de las delicias con el que le obsequiaron en 2006 con la inauguración de los actos de su centenario.

El motivo de la reunión del patronato de la Fundación Ayala era aprobar la memoria de actividades y el presupuesto del ejercicio 2007 -cerca de 260.000 euros- además de anunciar las actuaciones previstas para 2008, como la convocatoria de cuatro becas en colaboración con el Ministerio de Cultura para potenciar el estudio de la trayectoria de Francisco Ayala. También se ultimó la colaboración con la Universidad de Puerto Rico, que va inaugurar una Cátedra Ayala y que próximamente reeditará la revista La Torre, una publicación que fundó el propio Ayala y que contará con recuerdos de alumnos del autor de Muertes de perro; la continuidad de la Obra completa que lleva a cabo de Círculo de Lectores; o el incremento de los fondos documentales de la Fundación procedentes del archivo personal del centenario intelectual.

Respecto a la cesión del archivo personal de Ayala, la Fundación ya está recogiendo buena parte de este material. "Es el archivo de un escritor", explica Rafael Juárez, gerente de la Fundación. Se trata de contratos, escritos corregidos, cartas... En definitiva, "un archivo profesional".

Al término de la reunión, un fatigado Francisco Ayala se retiró del brazo de Carolyn Richmond y Rafael Juárez mientras Rosa Torres dedicó un "agradecimiento especial" a la esposa del escritor, no sólo por ser "el sostén de Ayala en el plano personal e intelectual, sino también por su disposición con la Fundación para las cosas más importantes y para las menos, pero que forman parte de la necesidad diaria".

Hoy sí está previsto que Ayala intervenga en la mesa redonda sobre su figura que servirá como inauguración oficial de las actividades del Hay Festival. El acto tiene lugar en un momento en el que coincide con la aparición del tomo cuarto de las Obras Completas de Ayala -Sociología y ciencia política-, proyecto que está siendo llevado a cabo por Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores en una edición de seis volúmenes.

En cuanto a la presencia de Ayala, de 102 años, en un festival que celebra su primera edición en Granada, el periodista Juan Cruz -que coordina la mesa redonda- afirma que "no se podrá haber hecho mejor elección". "Es lo lógico porque Francisco Ayala está en el origen de todas las cosas", explica el subdirector de El País. "Es la historia misma de Granada y representa el pasado y el presente de esta ciudad extrañada en si misma y en su sociología".

Y casi como símbolo de carne y hueso, Juan Cruz atisba en Ayala una figura a través de la cual "se puede incluso estudiar la Historia de España porque simboliza la mezcla de culturas que es el macizo de este país". Rendido admirador, el periodista destaca la faceta de sociólogo del autor de Historia de la libertad. "Es de las personas que mejor representan la intelectualidad abierta, producto de una sociedad malgastada por la guerra y el exilio que juntó a personas que mantuvieron el espíritu crítico y republicano", señala Cruz. El Hay Festival pretende echar raíces en Granada y se arrima a la sombra centenaria de Ayala.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios