'BODArt', la representación donde los espectadores son los invitados

  • La función teatral de Emilio Goyanes, que casa a dos familias enfrentadas, se estrena esta noche en el Palacio de Congresos

Como cada verano desde el año 2012, la compañía de teatro Laví e Bel trae una nueva obra para hacer una celebración todos los jueves y viernes. En esta ocasión, representarán BODArt, una historia que estrenan esta noche y que cuenta la organización de una boda entre dos personas cuyas familias están enfrentadas desde hace tanto tiempo que ya nadie recuerda el motivo.

Emilio Goyanes es el fundador de Laví e Bel, que se creó en 1992 en Granada. Junto a esta compañía ha dirigido 20 espectáculos de autoría y creación propia, además de realizar giras por varios países y recibir 24 premios por su trabajo, entre los que se encuentran algunos de los más prestigiosos en el mundo del teatro, como dos Premios Max y cuatro Premios de Teatro Musical de Madrid.

La idea del espectáculo que proponen este año surge del deseo de llevar a cabo un nuevo proyecto que fuera diferente a lo que han hecho hasta ahora para el público granadino. "Todas las celebraciones nos encantan y queríamos hacer algo donde pudiéramos enganchar al público, que tuviera un papel importante y que fuera divertido", afirma Emilio Goyanes, director de BODArt. La peculiaridad de esta obra tiene que ver con el papel que jugarán los espectadores, ya que, como cuenta el director, se les ocurrió la idea de "invitar al público a venir en el lugar de los familiares" y, de esta manera, tomar parte en la función eligiendo estar del lado de la familia de los Alegre (novia) o los Cerrada (novio), personajes sobre los que se construye la historia. Respecto a la similitud que se le puede atribuir con la obra Romeo y Julieta, Goyanes declara con humor que "esta historia no se la inventó Shakespeare, pero es un clásico cotidiano en la vida".

Sin embargo, en esta ocasión hay otros cuatro personajes esenciales para el desarrollo de la obra: los organizadores de boda. Goyanes les llama "wedding planners", ya que "está de moda ponerle a las cosas nombres en inglés". Estos organizadores se llaman BODArt, nombre que viene de "Bodas Organizadas Desordenadamente, pero con Arte", y son ellos los que van a contar la historia de las familias y cómo han llegado hasta la situación actual.

La interacción que se producirá con el público será otro elemento importante, pero el director del espectáculo asegura que será siempre "desde ese punto donde el público está protegido".

La entrada normal para ver la función es de 19 euros, pero hay otra entrada especial, de 42 euros, que incluye además una cena que se servirá durante el desarrollo del espectáculo. "Los que compren la entrada con cena estarán del lado de los Alegre y se sentarán en mesas largas, de 8 o 10 personas, como parte del banquete", adelanta el director.

En cuanto al código de vestimenta, pide que la gente venga "arregladita; es verano, hace calor, pero venid guapos".

Según indica Goyanes, lo que busca la compañía en última instancia es que los espectadores "se lo pasen genial, que participen, que se involucren en la historia y que de alguna manera se conecten a ella y la disfruten".

"Para nosotros la fiesta hoy es más vital que nunca, ya que justo cuando estamos más tocados por la crisis y cuando parece que todo se hace difícil y parece que no salimos de esta situación, los que estamos aquí al pie del cañón sabemos que la vida sigue siendo muy difícil, por lo que hacer fiestas de este tipo hace que el ánimo suba", concluye Goyanes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios