Befunkbop recoge el espíritu de las bandas de Nueva Orleans

  • La banda propone un 'brass band' a imagen y semejanza de las bandas norteamericanas para calentar el ambiente en las calles de Almuñécar

El Festival de Jazz en la Costa llega hoy a Almuñécar tras la actuación de ayer en La Herradura a cargo de Funkdación. Befunkbop es la mejor brass band a este lado del Guadalquivir, pues está formada por algunos de los mejores jóvenes saxofonistas y trompetistas de la escena granadina, a imagen y semejanza de las marchin' bands típicas de Nueva Orleans que ponían banda sonora igual a los cortejo fúnebres que a las celebraciones festivas, a base exclusivamente de instrumentos de viento y de percusión.

Formados en 2011, combinan el virtuosismo del jazz con el groove del funk y con la versatilidad y la agilidad de las bandas callejeras, y sobre la base incorporan también los ritmos del soul y del blues de los que procede el funk, pero también otros más modernos a los que dieron lugar, como el deep funk o la disco music, e incluso se atreven con las influencias latinas de ritmos como el del ska o el calypso. En 2014 publicaron su debut homónimo y recorrieron algunos de los mejores festivales de Andalucía, una experiencia que están superando este 2015, y que alternan con Los Funktásticos Viajes de Pepo, un concierto con el que realizan una labor didáctica encaminada a enseñar a los más pequeños la historia del jazz y su evolución hasta llegar al funk.

En el propio nombre llevan la definición de su propuesta, pues toman el clásico be bop, la corriente principal del jazz de los cuarenta y los cincuenta, y metiendo dentro la palabra funk, hacen un sándwich lleno de jazz funk en el que el protagonismo recae en los vientos. ¿Con el nombre ya está todo dicho? "No, claro que no. El nombre surgió con la primera idea de lo que queríamos ser. Una banda que mezclara la música funk, muy bailable, con los solos improvisados del jazz, pero con el tiempo hemos ido tocando otros estilos como el latin, ska, calypso...", relata Diego, uno de sus miembros. Y aún nos faltan varios estilos bulliciosos más… "A la hora de elaborar el repertorio pensamos en nuestro principal objetivo, que es hacer bailar a la gente. Por eso cualquier estilo que ayude para este fin, es bienvenido. Y toda la música negra mueve a la gente". Considerando la energía y la vitalidad de sus directos debe ser difícil comprimirla en un simple cd, ¿Es posible lograrlo? "Sí y no. En el disco plasmamos la energía de nuestra música e intentamos que llegue a nuestros oyentes. Pero lo que no se puede meter en un disco es la vitalidad que ofrecemos en directo, el buen rollo, las coreografías, el acercamiento al público...", continúa.

El grupo tiene un claro referente en el desaparecido Combo de Castilla, del que Diego formó parte en su último año. Para él supuso un gran aprendizaje aquel año. Otra de las influencias obvias, pues parte de Befunkbop procede de ella, es la Orquesta de Ida y Vuelta. Sobre el aprendizaje que obtuvieron en sus filas, Diego señala que su formación se formó en Albolote, principalmente con miembros de la banda municipal porque ya se conocían. Más tarde se unieron más músicos, entre los que me incluyo, procedentes de otros sitios. "Una big band es una buena escuela y para nosotros es fundamental conocer como funciona este tipo de música y las secciones de instrumentos. A mí, como arreglista y compositor, conocer mucho repertorio de big band me da muchas ideas".

El grupo actúa indistintamente sobre escenarios y directamente en la calle. "Somos una banda con mucha facilidad de adaptarnos a cualquier entorno, ya sea escenario, calle, desfile o pasacalles", señala Diego. Y sobre el secreto para triunfar tocando en la calle, señala que lo más importante es conectar con el público. "Nuestro punto fuerte es que llamamos mucho la atención, porque somos muchos y porque sonamos mucho.

Durante el fin de semana la banda está pluriempleada con tres actuaciones consecutivas en tres lugares diferentes. Hoy tocan en Almuñécar inaugurando el Festival de Jazz en la Costa con un pasacalles por el pueblo. El sábado lo hacen en el Cereza Freshtival en Güejar Sierra amenizando una ruta gastronómica y por último tocarán el domingo en el Etnosur, en Alcalá La Real, en el Paseo de los Álamos, con el show Befunkbop Street Show, un espectáculo divertido y enérgico con muchos bailes e interacciones con el público.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios