La 60 Berlinale apuesta por el equilibrio

  • El prestigioso certamen recibe a antiguos ganadores como Yimou, Winterbottom, Wan Quan'an y Zbanic

La Berlinale abre hoy su 60ª edición más fresca que nunca, fiel al principio de festival que busca tanto a las estrellas como al cinéfilo de a pie, con una dosis equilibrada de consagrados y debutantes en lucha por los Osos y, a modo de tarta de cumpleaños, un restaurado Metrópolis bajo la nieve.

Wan Quan'an, Oro en 2007 con La boda de Tuya, inaugurará el desfile de los 20 aspirantes con Tuan Yuan (Apart together), una historia de amor truncado por medio siglo de separación entre un ex soldado huido a Taiwán y la mujer que dejó en Shanghai.

Un argumento idóneo para un festival que, según su director, Dieter Kosslick, pondrá el énfasis en conflictos familiares y reencuentros o desencuentros, por avatares históricos o domésticos.

Será una edición muy centrada en el cumpleaños de un festival nacido como "escaparate propagandístico occidental", en definición de Kosslick, y que pasó a certamen de primer orden. Pero las condiciones no son idóneas para lucir escote. La nieve será el principal enemigo -o atractivo, según se mire- de una edición en la que se pronostican hielos perennes y a la que Kosslick no se cansa de pedir que se acuda en calzoncillos largos.

Especialmente inclemente se presenta mañana el estreno ante la Puerta de Brandeburgo del Metrópolis, restaurado con la copia del Museo del Cine Pablo C. Ducrós Hicken de Buenos Aires, la más fiel hasta ahora localizada del mítico filme de Fritz Lang.

"Una proyección al aire libre en verano la hace cualquiera. El mérito es hacerla como los berlineses, en invierno", dice Kosslick, cuyo equipo lucha por liberar de nieve, al menos, la alfombra roja.

Por ahí desfilarán Ewan McGregor, Gérard Depardieu, Leonardo DiCaprio y Ben Stiller, sin olvidar a Shah Rukh Khan, máxima estrella de Bollywood, ahora protagonista de My Name is Kahn. También lo harán Renée Zellweger, miembro del jurado que comanda Werner Herzog, y Hanna Schygulla, Oso de Oro honorífico en 2010.

Compartirán espacio con ellos debutantes como la argentina Natalia Smirnoff y su Rompecabezas, historia de una cincuentona cuyo talento para juntar piezas la pone rumbo al Campeonato Mundial de Puzzles en Alemania y en conflicto, de nuevo, con su familia.

Michael Winterbottom -Oro en 2003 con In this World- competirá con The Killer inside me, protagonizada por Casey Affleck, y Roman Polanski -asimismo Oro en 1966 con Cul de sac- lo hará apuntalado en Ewan McGregor, con The Ghost Writer.

Otros dos premiados, Zhang Yimou y Jasmila Zbanic -en 1988 y 2006, respectivamente-, acudirán con A Woman, a Gun and a Noodle Shop, que traslada un thriller a tiempos del Kaiser, y Na putu, en el Sarajevo de hoy.

La presencia estadounidense será más modesta de lo habitual, con dos únicos aspirantes, Noah Baumbach -Greenberg, con Ben Stiller- y Howl, de Rob Epstein. Lo más espectacular con sello de EEUU acude fuera de concurso: Shutter Island, de Martin Scorsesse, más The Kids are Alright, de Lisa Cholodenko, con Julianne Moore, además de Please Give, de Nicole Holofcener. De Francia habrá una sola aspirante, Mammuth, de Benoit Delépine, con Gérard Depardieu e Isabelle Adjani.

La Berlinale, finalmente, dedicará una atención especial a dos de sus cinematografías habitualmente mimadas, la asiática y la escandinava.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios