Blanca Li "pone en danza" 'El jardín de las Delicias' de El Bosco

  • El bailarina y coreógrafa granadina abrirá mañana el Festival de Montpellier con un espectáculo poético y cabaretero basado en el famoso tríptico y concebido "en dos tiempos": el mundo real y el imaginario

El Bosco lo pintó, Felipe II fue uno de sus más ilustres dueños y Blanca Li (Granada, 1964) se apropió ahora del célebre El Jardín de las Delicias con una coreografía poética y a la vez cabaretera, que abrirá este viernes el Festival de Danza de Montpellier (sur de Francia).

"Al final he conseguido ponerlo en danza", dijo Blanca Li, quien dijo sentir desde su infancia una atracción especial por ese tríptico indescifrable que custodia el Museo del Prado en Madrid y que ha sido interpretado de maneras muy diferentes por los especialistas.

Pese a las apariencias, y teniendo en cuenta que Felipe II (1527-1598) lo colgó en su dormitorio desde que lo compró, en 1593, hasta su muerte, el famoso cuadro pintado entre 1480 y 1490 tuvo en su día un significado profundamente piadoso, según algunos historiadores del arte.

Con Blanca Li, El Jardín de las Delicias se convertirá en algo "divertido, gamberro y un poco bonito, con muchos momentos de poesía, de belleza", dentro de un espectáculo "hecho como en dos tiempos", uno dedicado al mundo real y otro al mundo imaginario, adelantó.

Dos universos que "se cruzan todo el rato", el actual es irónico, divertido, cabaretero, y el onírico, que evoca el cuadro, es más "poético", resaltó la directora del Centro Andaluz de Danza.

A tan sólo dos días del estreno, la también bailarina, actriz y realizadora, que en el terreno de la danza es capaz de trabajar en los más variados estilos, del hip hop y el flamenco, al pop, el barroco o el clásico, confesó sentirse "fatal" y tener "mucha angustia", pero estar igualmente "encantada" con tantas emociones. "Te parece que no vas a llegar nunca al estreno, no está todo atado aún", pero es siempre igual esta última fase creativa, recordó.

"A mi me encanta, eso es precisamente lo que me parece tan excitante", añadió Blanca Li en conversación telefónica desde su casa en París, donde reside.

De la enigmática y bella obra de Hieronymus Bosch El Bosco (1453-1516), que en su recorrido de los últimos momentos paradisíacos de Adán y Eva al Infierno revela un mundo sereno, jovial, inevitablemente delicioso y también monstruoso y siniestro, la coreógrafa consideró que sí, "es verdad que el cuadro es muy bestia". "Pero tiene una parte superbonita y poética, más en la parte animal y del paraíso, que en la parte de infierno y lo monstruoso", calibró.

El centro del tríptico, "que es como el Paraíso terrenal, es muy bello y esta todo el mundo como muy feliz, los personajes están tumbados, bailando, amando...", estima esta creadora cuyos espectáculos tienden a ser siempre vitales y refrescantes, independientemente del lenguaje utilizado.

En esta ocasión, la acción transcurre en el seno de un espacio público contemporáneo, habitado de seres fantásticos, explicó.

Al igual que el famoso cuadro, descubierto "a los doce o trece años de edad" en una visita con su colegio, Blanca Li promete a sus espectadores fantasía y sorpresas múltiples, todo dentro de su vocabulario habitual en el que humor y poseía son dos letras capitales.

Habrá "color", "sueños", "secretos", "amores" y "delicias", anuncia el Teatro de los Campos Elíseos de París, coproductor de esta creación que tras su estreno mundial en Montpellier llegará a París el 26 de junio, antes de continuar gira por unos 50 escenarios franceses.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios