'Bolo' de Vaivén recibe el Nacional de Circo de manos de los Reyes

  • El payaso de la compañía granadina recibirá hoy el premio en la gala que se celebra en Cuenca

Miguel Ángel 'Bolo', ganador de uno de los premios de Cultura Nacional. Miguel Ángel 'Bolo', ganador de uno de los premios de Cultura Nacional.

Miguel Ángel 'Bolo', ganador de uno de los premios de Cultura Nacional. / G. h..

El granadino de adopción Miguel Ángel Moreno, más conocido por su nombre artístico, Bolo, de la compañía granadina Vaivén, recibe hoy el galardón Premio Nacional de Circo de 2016, que será entregado hoy por los Reyes de España en la Gala de los Premios de Cultura. Un reconocimiento que viene acompañado de un premio económico de 30.000 euros, que destinará a su principal meta: la exportación del talento granadino en los círculos de circo contemporáneo internacional.

El trofeo obtenido el año pasado les ha abierto las puertas a un gran número teatros, y es que para este afamado artista, el reconocimiento tiene un valor especial, ya que como él mismo comenta "el circo contemporáneo había sido degradado a una segunda fila". Papel totalmente injusto si tenemos en cuenta que es el espectáculo que más sesiones llena en los teatros, cuando existen compañías que llegan a las 100 sesiones anuales. Aunque como reconoce "la mente de los programadores de los teatros se ha ido ampliando en los últimos seis años", ya que el público se encuentra hambriento de nuevos espectáculos, de "representaciones diferentes al teatro clásico o a los números de danza tradicional".

"Si haces un buen espectáculo siempre va a haber una oportunidad de trabajar en cada país"

Unas obras en las que el peso de la representación recae en la escena, en la historia que se narra al público, donde las acrobacias no son más que un mero instrumento. Como Bolo destaca, lo que buscan no es sólo el aplauso: "Actualmente, la acrobacia, la técnica, no es el fin, sino el camino para contar historias. Eso hace todo un poco más complejo. Nosotros no buscamos el aplauso, éste llega, y es muy bonito, porque la gente aprecia lo que haces, por la dificultad que tiene. Pero los que hacemos circo contemporáneo no lo pedimos".

Lo importante para Vaivén es conmover. Emocionar al público con su relato. Por esto, cuidan hasta el milímetro la confección de sus números. Los procesos creativos para narrar esa historia e integrar los demás elementos de la función pueden durar meses, incluso años. En los ensayos, realizados casi hasta la extenuación, no cuidan sólo de su propia integridad física, sino también de la calidad del espectáculo. Porque independientemente de la nacionalidad del público, la clave del éxito para este tipo de actividades es la calidad: "Lo que hay que conseguir es hacer números buenos. Si haces un espectáculo bueno, siempre va a haber en cada país una oportunidad de trabajar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios