'El Bosc': una de marcianos y Guerra Civil

  • Se trata de la adaptación de un cuento de Albert Sánchez Piñol

El peculiar filme El bosc, de Oscar Aibar, a medio camino entre el cine de extraterrestres y el de Guerra Civil, fue bien recibido ayer en el Festival de Sitges, en una jornada donde la nota de color la pusieron Alaska, Vaquerizo y Santiago Segura, dobladores de Hotel Transilvania.

Combinar extraterrestres y Guerra Civil puede parecer una marcianada, pero el catalán Oscar Aibar ha conseguido una acertada revisión de los dos géneros cinematográficos que abordan estos temas en El bosc, una adaptación de un cuento de Albert Sánchez Piñol.

La película narra la historia de una familia del Matarranya (Bajo Aragón), que esconde un secreto ancestral: cerca de la masía donde viven aparecen dos veces al año unas misteriosas luces que llevan a otro mundo.

Cuando estalla la Guerra Civil y las milicias anarquistas toman el poder en la zona, el propietario de la masía (Alex Brendemühl) es acusado de fascista y se ve obligado a atravesar las luces y desaparecer. Su mujer, papel que interpreta Maria Molins, se queda con su hija de pocos meses y tiene que lidiar en solitario contra las desventuras que le depara la guerra. Durante los dos años de Guerra Civil que narra el largometraje, la protagonista recibe en tres ocasiones la visita de su marido, que vuelve cambiado y cuenta extrañas historias de seres fantásticos.

"No vemos ese mundo fantástico pero vemos lo que el protagonista trae de allí y lo que nos trasmite la mirada de Alex Brendemühl", explicó Oscar Aibar, que cree que "así resulta más sugerente". "Me gusta el escapismo y los mundos paralelos", añadió el director de Platillos volantes y El Gran Vázquez. Respecto a las diferentes lecturas a las que puede dar lugar este mundo paralelo, Sánchez Piñol dijo: "No me gustan los simbolismos demasiado claros, pero subyace la idea de la puerta a otra dimensión. A lo largo de la vida se nos abren puertas que dan miedo pero que pueden llevarnos a lugares mejores. Un ejemplo sería la poesía, que parece inaprensible pero si nos atrevemos a entrar puede hacernos mejores".

A pesar de que la combinación de género fantástico con Guerra Civil es lo más llamativo del filme, El bosc es, "sobre todo, una historia de amor y supervivencia", según María Molins.

Por otra parte, la nota de color del Festival de Cine Fantástico de Sitges la pusieron Olvido Gara, Alaska, Mario Vaquerizo, Santiago Segura y Clara Lago, que acudieron al certamen en calidad de dobladores de la película de animación Hotel Transilvania. El filme narra la historia de un divertido y nada terrorífico conde Drácula, que vive con su hija en el hotel de lujo que regenta.

Con motivo del 118 aniversario de su hija, Drácula decide organizar una fiesta e invita a su hotel a algunos de los monstruos más célebres del planeta, como Frankenstein, la Momia, el Hombre Invisible o el Hombre Lobo.

El resultado es una comedia con mucha acción, dirigida por Genndy Tartavosky, un dibujante veterano que ha trabajado en filmes y series como Las supernenas o Star Wars: Clone Wars.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios