Brosnan se redime en la Mostra con un amor 'cocinado' en Italia

  • El ex agente 007 protagoniza una comedia romántica que recuerda, irremediablemente al aire mediterráneo que acompañó a 'Mamma mía'.

El actor irlandés Pierce Brosnan presentó ayer fuera de concurso en el 69 Festival Internacional de Cine de Venecia el filme Den skaldede frisor (Love is all you need), una romántica película sobre la redención a través del amor para una mujer y un hombre maduros.

La cinta, que rezuma el espíritu de felicidad mediterránea de la película Mamma mia (2008), en la que también participó Brosnan, está dirigida por la danesa Susanne Bier, ganadora del Globo de Oro y del Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa en 2011 por In a better world (En un mundo mejor).

"Pienso que hay algunos parecidos entre este filme y Mamma mia Ambos hablan de amores, de familia, de bodas. Pero este filme tiene una vertiente mucho más realista. Habla de nuestro tiempo mucho más", afirmó el actor irlandés en la rueda de prensa de presentación de la película en Venecia.

Con su habitual encanto y atractivo, el actor de 59 años, que ha pasado por la factoría del agente 007, Brosnan interpreta el papel de Philip, un ejecutivo viudo que dirige una empresa en Copenhague y al que le cambia la vida el conocer a la futura familia política de su hijo en la boda de este en el sur de Italia.

Philip, que conserva secuelas emocionales por la repentina pérdida de su mujer en un accidente, se ve sorprendido por la llegada a su vida de la llamada a ser su consuegra, Ida, una enferma de cáncer encarnada por la danesa Trine Dyrholm, y que llega a la boda de su hija en un complicado momento matrimonial.

"Si lees el guión, te llega. Te enamoras de las palabras del personaje, dejas que el personaje venga a ti. Está conectado a mi vida personal. Yo perdí a una mujer enferma de cáncer -su primera esposa, Cassandra Harris- y en este sentido podía saber cómo se sentía este hombre que ha perdido una mujer de modo trágico", comentó Brosnan.

"Estoy en la mitad de mi vida y tenemos a Philip que está en la mitad de su vida. Hay muchos aspectos que me han atraído y con los que me puedo identificar" de este personaje, añadió el actor, quien explicó que para él la película habla también "de la esperanza, de la fe y la confianza" entre un padre y un hijo.

La trama de esta historia se localiza principalmente en una villa de la península italiana de Sorrento, que servirá como escenario para que la chispa entre Philip e Ida, con una banda sonora de populares canciones italianas que adornan este banquete del amor mediterráneo.

"Para mí el personaje es un desafío, porque nunca he hecho una comedia antes. He hecho mucho drama y esta mujer sonriente, muy viva de cuerpo y mente, muy femenina, era una cosa diferente desde el punto de vista de mi interpretación. Ha sido un desafío. Es un personaje muy bello", dijo Dyrholm.

"Pierce Brosnan tiene mucho encanto, es brillante y divertido. Estaba nerviosa por conocerlo, porque es una estrella, pero desde la primera prueba me tomó de la mano y me miró a los ojos y recitó. Y esto me relajó completamente. Enseguida todas las mujeres del set se enamoraron de él", agregó.

Bier, quien vuelve a confiar en Dyrholm para la protagonista, introduce en esta producción de Dinamarca y Suecia la componente del cáncer del que está siendo tratada Ida como elemento decisivo para que esta dé un giro a su rutina de peluquera y disfrute aun más de la calidad de vida que le puede ofrecer una villa con limoneros en la costa italiana.

"Desde el principio acordamos hacer una comedia y siempre ha habido elementos de comedia", apuntó el cineasta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios