Burgos y Zaragoza pedirán explicaciones al jurado

  • Belloch y Lacalle buscan la unión de las cincos ciudades excluidas y Griñán felicita a Córdoba por el "excelente trabajo" desarrollado por la candidatura

Comentarios 14

Los alcaldes de Zaragoza y Burgos, Juan Alberto Belloch y Javier Lacalle, respectivamente, han anunciado que pedirán explicaciones al jurado por la designación de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura para 2016. En concreto, el regidor aragonés reclamará al Ministerio de Cultura que devuelva el informe del jurado sobre la designación de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura 2016, para que vuelva a tomar una decisión que no emita valoraciones políticas. Por su parte, el alcalde burgalés presentará una "petición formal" de información y de explicaciones al comité de selección y al Ministerio de Cultura para que concreten los motivos de la elección de San Sebastián. 

Belloch informó ayer de que elaborará un documento con la propuesta que remitirá a las otras cuatro ciudades "afectadas", Córdoba, Segovia, Burgos y Las Palmas de Gran Canaria, por si se suman a sus planteamientos. A juicio del alcalde, el jurado encargado de la selección de las ciudades "incumplió" la orden ministerial que marca los criterios por los que debe regirse y en los que "no se habla en ningún caso" de cuestiones políticas. 

Según el alcalde zaragozano, el presidente del comité de selección, Manfred Gaulhofer, mencionó "explícitamente" que la razón por la que se elegía a San Sebastián estaba basada en la contribución que podría suponer la capitalidad europea al "proceso" de paz en el país vasco. 

Lacalle, por su parte, recordó que, según las palabras del propio presidente del comité de selección, Manfred Gaulhofer, parece que ha podido haber criterios "no estrictamente culturales", lo que se saldría de las condiciones de la convocatoria de capital cultural. En este sentido, señaló que Gaulhofer habló en el acto "de convivencia, de paz y de superar ciertas cuestiones", lo que, en su opinión, hace pensar que el jurado ha considerado criterios "no estrictamente culturales". 

El alcalde de Burgos afirmó que "después de muchos comentarios y declaraciones" ha hablado con los portavoces de los grupos municipales y con alcaldes de otras ciudades candidatas y cree que "el camino, en principio, no son las impugnaciones".

En el seno del Gobierno central también se escucharon ayer voces discrepantes. Mientras la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, defendía al jurado y pedía que no se politizara el asunto, el vicepresidente del Ejecutivo, Manuel Chaves, mostró su disconformidad. Afirmó que el fallo fue "sorprendente, por muchos motivos que todos conocemos", pero también confió en que pueda servir "para la paz y la eliminación de la violencia". "Sobre todo -explicó- para que Bildu vaya en ese camino que todos deseamos y que en un contexto de ciudad cultural abierta a toda Europa pida la disolución de ETA". Chaves, quien también dijo que él hubiera preferido que el jurado decidiera a favor de Córdoba para la capitalidad cultural europea, señaló que no sólo hay que esperar que Bildu haga un buen uso de la designación, sino "sobre todo exigirlo". En este sentido, apostó por que no haya "una utilización de la capitalidad cultural como elemento para intereses sectarios, particulares o partidarios". 

En Andalucía, el presidente autonómico, José Antonio Griñán, arrancó en el Parlamento su discurso en el debate sobre el estado de Andalucía señalando el "excelente trabajo" que ha llevado a cabo Córdoba para presentar su candidatura a la Capitalidad. Asimismo, reiteró "el compromiso" de la Junta con todos los proyectos en marcha y la firme voluntad de hacer de Córdoba la capital andaluza de la cultura, con una oferta competitiva y de calidad que sirva para darle la proyección mundial que se merece.    

Tampoco estuvo ajeno a este debate el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, quien en los pasillo del Congreso de los Diputados, comentó que se espera "cualquier cosa" de Bildu porque se trata de una formación que está "al servicio" de la organización terrorista ETA. "Yo de Bildu me espero cualquier cosa porque como ya he dicho en numerosas ocasiones, es una institución que está al servicio de una organización cuyos objetivos y sus formas de actuar son conocidos por todos. Por tanto, yo me espero cualquier cosa", ha insistido el líder nacional de los populares. 

A este coro de voces se sumó también el alcalde de Valladolid, el popular Javier León, que tildó de "politización absolutamente lamentable" la designación de San Sebastián, y observó que el camino es el inverso: "Disolver ETA, pacificar la ciudad y luego bienvenida sea la cultura". 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios