Cameron mira al mundo con los ojos de otros

  • El cineasta está a punto de estrenar 'Avatar', el filme más ambicioso del año

El director de cine James Cameron afirmó ayer que su última película, Avatar, transmite la necesidad de "mirar el mundo con los ojos de otras personas", e incidió en que hay que "estar abiertos a otras culturas, a otros puntos de vista".

Visiblemente orgulloso de su última creación, Cameron compareció en un céntrico hotel londinense junto a los actores Sigourney Weaver, Sam Worthington, Zoe Saldana y Stephen Lang, así como con el productor Jon Landau, un día después de que la capital británica acogiera la premiere mundial del filme.

Interrogado sobre si la cinta esconde cierta moraleja en torno a la guerra de Iraq o el cambio climático, el cineasta no respondió directamente, pero subrayó que la sociedad "debe tomar decisiones, hacer preguntas a los gobernantes sobre lo que está pasando". "Nosotros tenemos que hacer nuestras propias elecciones dentro del marco moral de cada uno, y es a lo que Jake (el protagonista de la cinta) también se enfrenta. Es el viaje que se hace en la película, ves la historia desde el otro lado", resaltó Cameron.

"Obviamente -reconoció-, hay referencias históricas a la época colonial, no sólo por la destrucción de los nativos o de su cultura, sino también de los recursos naturales y el deseo continuo de expandirnos".

Tras doce años de ausencia -no había vuelto a dirigir desde Titanic-, Cameron ha regresado con un proyecto que ideó en 1995 y que no pudo comenzar a llevar a cabo hasta 2005 por la sofisticación de la tecnología que quería emplear. "Voy a gastar mucho dinero, tiempo, energía...", le advirtió el cineasta a la productora.

Y lo cierto es que cumplió su 'amenaza': el presupuesto de la película ronda los 300 millones de dólares, aunque hay rumores de que el gasto se disparó y que el coste acabó por superar los 500.

La actriz de mayor relumbrón del reparto, Sigourney Weaver -con quien Cameron ya trabajó en Alien-, aseguró que el resultado de este trabajo la dejó "impresionada", mientras que la dominicana Zoe Saldana apuntó que se siente "orgullosa" de haber participado en un proyecto de tal magnitud. "Ayer la vi por primera vez y sobrepasó mis expectativas. Fue sensacional, no me esperaba algo así", agregó Stephen Lang.

El protagonista de Avatar, el australiano Sam Worthington, subrayó por su parte que no siente presión por conocer cómo será recibido el filme entre la audiencia, ya que, simplemente, "es genial".

La película sitúa al espectador en el año 2154 y cuenta la historia de Jake Sully (Worthington), un ex marine en silla de ruedas que es elegido para viajar a un planeta llamado Pandora, donde existe un mineral que resolvería el problema de la escasez de recursos en la Tierra. La dificultad radica en la resistencia de la raza nativa, los 'Na'vi', a abandonar el planeta y en la toxicidad del aire para los humanos.

Por eso, Jake forma parte de un proyecto científico que construye individuos híbridos, llamados 'avatares', a partir de una mezcla de ADN humano y 'Na'vi', pero que sólo 'funcionan' bajo control del cerebro de los humanos. Uno de estos 'avatares' está controlado por Jake que, de esta forma, conociendo las costumbres y la forma de ser de los 'Na'vi', por lo que debe decidir si cumple con la misión que le fue encomendada o si se atiene a lo que dicta su conciencia.

La mayor particularidad que presenta el filme es que se rodó por completo en un estudio, con los actores cubiertos de sensores y cámaras que hicieron posible que la imagen que aparece en la pantalla -creada por ordenador- responda al cien por cien con los movimientos de sus protagonistas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios