Carchuna se vuelca para recuperar su Castillejo

El castillo de Carchuna, que también fue llamado El Castillejo, se encuentra en el centro del Llano. Fue construido en 1777 para resguardar y dar seguridad a la zona. Su necesidad se debía a los constantes desembarcos y ataques de piratas, para que la caballería patrullase por toda la zona. Una vez construido, los envites de los corsarios dejaron de producirse, a su cobijo nació Calahonda y se comenzó a cultivar toda la extensión de tierra de los alrededores.

Los ciudadanos de Carchuna no olvidan su deuda con esta construcción y cada año -desde hace cinco- se reúnen a su alrededor para pedir su rehabilitación, ante los oídos sordos de las administraciones públicas. Para ello, recogen firmas y convocan un concurso de pintura, en el que el pasado martes participaron 300 niños de Carchuna, según su edad y categoría. En frente del castillo los pequeños se reúnen para plasmar el estado actual del mismo, de visible deterioro. Otros, más documentados, recrean su pasado glorioso, cuando tenía "dos cañones de 24 y otros dos de 16", según uno de los participantes de las categorías superiores. Además, este joven carchunero sabe que en su interior cabían 1 oficial y 18 hombres de infantería; 1 cabo y 8 hombres de caballería, para patrullar la playa; 1 cabo y 4 artilleros; 1 guarda-almacén, además de un capellán. "Eso fue antes que los franceses primero y los ingleses después lo dejaran mal parado" hasta prácticamente nuestros días, periodo en el que ha seguido un lento proceso de deterioro, aunque fue cuartel de la Guardia Civil hace tres décadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios