Carmen Machi, una tortuga centenaria decepcionada con el ser humano

  • El Cruce lleva al Teatro Alhambra un apasionante texto de Juan Mayorga

La compañía Teatro El Cruce pone en escena este fin de semana en el Teatro Alhambra la obra La tortuga de Darwin, de Juan Mayorga, bajo la dirección de Ernesto Caballero y la interpretación de Carmen Machi.

En La tortuga de Darwin, Mayorga hace un repaso por los dos últimos siglos de la historia de Europa a través de los ojos de una tortuga, Harriet, recogida por Charles Darwin en las islas Galápagos y trasladada a Europa en el buque Beagle. La tortuga Harriet vivirá todos los grandes hechos que acontecieron en la Europa de los siglos XIX y XX.

De ese modo, será testigo del bombardeo de Gernika o de la eclosión del nazismo en Alemania. Asiste al derrumbe del muro de Berlín, propiciado, además, por un cabezazo de Harriet.

Carmen Machi interpreta a la tortuga que, tras conocer el comportamiento de la raza humana, desea regresar con sus congéneres de las islas Galápagos. Harriet, en su principio vital de adaptarse a cualquier cosa con tal de poder sobrevivir, es una tortuga con apariencia de una anciana capaz de caminar, hablar y pensar. A lo largo de la obra, cantará La Internacional, pero también vitoreará a Adolf Hitler. Al mismo tiempo, la tortuga será el objeto de disputa de dos científicos, que quieren abrogarse el éxito de haber encontrado a un animal capaz de hablar y razonar.

Juan Mayorga, que obtuvo el Premio Nacional de Teatro de 2008 y el Premio Max 2008 como dramaturgo y adaptador, vuelve a adoptar de nuevo el recurso de la antropomorfización de animales, como ya hizo en otras obras anteriores: Palabra de perro, Últimas palabras de Copito de Nieve y La paz perpetua.

En la obra que se presenta esta noche en el Teatro Alhambra, Mayorga ataca directamente a la especie humana a través del humor y la ironía y constata como la Historia sólo evoluciona a golpe de guerras, genocidios, bombardeos y terribles actos de violencia desatada. Pero siempre lo hace con un tremendo sentido del humor que ha sido potenciado por el director Ernesto Caballero y la interpretación de los cuatro actores que se suben al escenario.

A lo largo de casi dos horas de obra, Carmen Machi, conocida por sus apariciones en la serie televisiva Aída, se convierte en una tortuga capaz de sobrevivir a once papas de Roma y a 35 presidentes de los Estados Unidos, capaz de ponerse en pie sobre dos piernas tras el bombardeo de Gernika y seguir mirando el mundo con una total ironía. La obra, que contiene momentos difíciles a veces, es ante todo una reflexión sobre la ironía que se oculta detrás de cada gran hecho histórico y su ulterior interpretación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios