Carmen Maura: "En Francia soy superespañola"

  • La actriz opta a un premio Cesar por su papel en 'Les femmes du 6eme étage'

El cine francés ha vuelto a rendirse al arte de Carmen Maura, que opta al César a la mejor actriz secundaria por Les Femmes du 6eme étage pero que, con proyectos con Alex de la Iglesia y con planes para volver al teatro madrileño, asegura que en Francia siempre dice que es "superespañola".

"Alguna vez he oído por aquí que soy una actriz casi francesa, pero siempre les digo que soy superespañola. Me ha costado muchos años que me vean con normalidad y, aun así, quiero explicar a todos mis amigos que hay que hacerse a la idea de que es muy difícil. Es como si le damos el Goya a una rusa", explica en una entrevista telefónica desde su casa de París. Este papel le ha vuelto reafirmar como estrella francesa -ya optó al César por La alegría está en el campo, ganó en Cannes con Volver y tiene la Orden de las Artes y las Letras-.

Además reconoce que en la capital francesa se encuentra muy a gusto -"me siento muy cómoda con mi casita, con mi cocinita..." cuenta desenfadada"-, pero su futuro profesional vuelve a vincularle a su país. "Voy a hacer una serie en la televisión española que se llama Estamos ocupados de la que no puedo decir nada más, voy a rodar una comedia de miedo con Alex de la Iglesia de la que todavía no sé el título y, por fin, hago teatro en España, después de treinta y tantos años. La dirigirá José Carlos Plaza e iré al teatro Bellas Artes. Y ya estoy diciendo mucho", reconoce.

A sus 66 años y con cuatro premios Goya en sus vitrinas, es una actriz que, como dijo De la Iglesia, se parece a un supermercado en el que hay de todo. "Es el piropo más bonito que me han dicho. Ya se sabe que a cuerpo pobre siempre todo le sienta bien. Esto de no tener el físico muy definido me permite hacer de buena o de mala, de rica o de pobre, de gorda o de flaca... bueno, de flaca ya no", bromea.

Eso le hace estar abierta a trabajar con cualquier director siempre que el papel le interese, como es el caso de Sofía y el terco, que ha rodado con el colombiano Andrés Burgos. "Los importantes casi dan más pereza. Un importante puede hacer una mamarrachada y un novato una película maravillosa. El entusiasmo que ves en la mirada de los nuevos me parece mucho más interesante". asevera.

Con ese comentario, parece inevitable pensar en su relación con Pedro Almodóvar, pero ella explica: "No tengo ningún conflicto, lo que pasa es que no somos íntimos amigos. Hubo unos años en que sí y fue maravilloso, pero ahora somos dos personas que pertenecen al mundo del cine. Cuando trabajamos juntos de nuevo en Volver la relación director-actriz fue estupenda", sentencia.

Al director de Les femmes du 6éme étage, Philippe Le Guay, le hizo alguna advertencia sobre el contenido de su película, que retrata a unas asistentas del hogar españolas en una casa de París. "Como tengo confianza, le dije que estábamos haciendo una cosa un poco folclórica y él me dijo: 'Carmen, es la visión de un francés sobre las españolas'. Muchos franceses aquí han tenido una chacha española, han sido educados de pequeñitos por una señora del sexto piso. Eran muy cariñosas, venían dejando la familia...", explica. Sus rivales en la ceremonia del 24 de febrero serán Zabou Breitman, por L'exercice de l'Etat; Anne Le Ny por Intocables; Noémie Lvovsky por L'Apollonide y Karole Rocher, por Polisse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios