Celuloide desperdiciado

  • Juan Tejero repasa en '¡Qué ruina de película! Los grandes fiascos del cine clásico', las producciones que más desastres sufrieron y más dinero tiraron por la borda

¡Qué ruina de película! Los grandes fiascos del cine clásico es la nueva entrega del madrileño Juan Tejero, quien lleva una década al frente de T&B Editores y de vez en cuando se permite el lujo de publicar libros como este, una obra que nace de la siguiente premisa: "Observar cómo se despeña una película que ha sido absurdamente sobrepromocionada puede ser más divertido que observar los pasajes más emocionantes de la cinta en sí", según reconoce el autor.

Estas 439 páginas, con más de 100 fotografías en blanco y negro, son un completo repaso a los más monumentales pinchazos del Hollywood clásico. El requisito para formar parte del "Museo del exceso" que ha creado Juan Tejero no es la falta de calidad sino "el hecho de que fueran rechazadas por el gran público". Entre las seleccionadas hay desde obras maestras indiscutidas, como Intolerancia (D. W. Griffith, 1916) a verdaderos tostones como El conquistador de Mongolia (Dick Powell, 1956), aquel atroz capricho de Howard Hughes que llevó a John Wayne a hacer el ridículo con frases de este cariz: "¡Esta tártara es para mí y la sangre me dice que la tome!".

Toda clase de anécdotas sobre derroches, peleas, estrellas caprichosas, directores borrachos y productores enloquecidos llenan estas páginas. Entre los que no podían faltar están el Marlon Brando díscolo de Rebelión a bordo, o los truncados sueños de grandeza de las producciones españolas de Samuel Bronston: 55 días en Pekín y La caída del Imperio Romano.

Tejero relata estos desastres con sentido del humor y con la calculadora en la mano: si se sumaran todos los millones de dólares desperdiciados casi se podría sacar a flote nuestra economía nacional. Algunos de los protagonistas lo tenían claro, como Stanley Kramer tras derrochar tiempo y dinero con Orgullo y pasión (1957): "De hecho, fue más que un fracaso. Fue una ruina". De ejemplos como este se nutre ¡Qué ruina de película! Los grandes fiascos del cine clásico, el libro que intenta dar respuesta a la pregunta que muchos nos hacemos al ver estas películas: ¿Quién fue el que dio el dinero para esto y por qué? Aunque, la verdad, es que no existe una buena explicación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios