El Centro Lorca se inaugura sin preguntas ni respuestas

  • El espacio de La Romanilla abre sus puertas con un acto institucional. No tendrá actividades hasta septiembre y la llegada del legado es una incógnita.

Hoy se inaugura el Centro Lorca y las instituciones intentarán darle 'esquinazo' a los medios de comunicación; en principio, los responsables de Ministerio de Cultura, Junta de Andalucía, Ayuntamiento y Diputación, que forman el Consorcio del nuevo centro cultural tras la modificación de los estatutos que dejan fuera a la Fundación Lorca, tenían previsto un encuentro con los periodistas a mediodía y un acto de carácter más institucional por la tarde.

Sin embargo, la nueva hoja de ruta de la inauguración sustituye el encuentro con los periodistas por una visita guiada al edificio por parte de Boris Bezan, el arquitecto responsable del edificio, con lo que se evitarán explicaciones molestas sobre la inauguración de un edificio vacío y con los fondos lorquianos que custodia la Fundación, para cuyo traslado a Granada se construyó el Centro Lorca, en la Residencia de Estudiantes de Madrid y sin que exista de momento la posibilidad de que lleguen en un futuro cercano. Eso sí, los actos programados incluyen una comida en el Palacio de los Córdova y, ya por la tarde, un cóctel, una actuación musical y los discursos institucionales de rigor.

En principio está prevista la presencia de Laura García-Lorca, presidenta de la Fundación del poeta, cuyo trabajo está en entredicho después de gestionar la construcción del Centro Lorca entre 2007 y 2013, que deja de momento el balance de una deuda de 4,5 millones con el Ministerio y la Junta de Andalucía, instituciones que ya han enviado sus correspondientes expedientes de reintegro, además de un préstamo de 4 millones contraído con La Caixa del que no se han pagado ni los intereses y que tenía como aval el propio legado lorquiano. Estos datos, unidos a que Laura García-Lorca ha quedado excluida del Consorcio y ha perdido todo el poder que acumulaba al principio del proyecto, además del proceso judicial abierto por la sobrina del poeta contra el exsecretario de la Fundación por estafa y malversación de caudal público, hacen que la inauguración del edificio sea un acto incómodo para los representantes institucionales. Esto se demuestra en la ausencia de la Casa Real -que sí participó en la primera edición del Premio Lorca de Poesía- o del ministro de Cultura, toda vez que Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, está a punto de dar a la luz y la institución estará representada por Rosa Aguilar, consejera de Cultura, mientras que el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, representará al Gobierno de Mariano Rajoy. El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, el presidente de la Diputación, José Entrena y distintos representantes de la Embajada de Noruega -país que ha aportado más de 4 millones de euros para el equipamiento y la programación- completan el listado de personalidades que contrasta, por ejemplo, con el acto de entrega del Premio Lorca de Poesía al mexicano Eduardo Lizalde, que contó con los por entonces Príncipes de Asturias y con Susana Díaz.

La razón para inaugurar el Centro Lorca vacío y sin ninguna actividad, ya que después del acto de hoy se cerrará unos días y volverá a abrir en agosto en unas jornadas de puertas abiertas, es no perder los fondos noruegos destinados a la programación de actividades, ya que tienen que ejecutarse este mismo año para no perderlos. En este sentido, el acto de esta tarde, que consiste en un concierto de la soprano granadina Mariola Cantarero y un recital del músicos noruegos, ha sido ultimado sin contar con Laura García-Lorca, que según los nuevos estatutos mantiene su puesto como coordinadora de las actividades culturales.

Programa a partir de septiembre

A partir de septiembre, con el dinero noruego en el bolsillo, el Consorcio intentará retomar el programa de actividades que la sobrina del poeta presentó cuando el Centro Lorca se iba a inaugurar el 5 de junio. Para el 17 y 18 de septiembre estaba programado el encuentro literario Vecindad, que bajo la dirección de Luis Muñoz iba a reunir a intelectuales como Giuliana Bruno (Harvard), Javier Guerrero (Princeton University) o Andreas Huysen (Columbia University). También para la vuelta de las vacaciones estaba prevista una versión de cámara de la ópera El Público bajo la dirección de Mauricio Sotelo.

En octubre llegaría la exposición Teoría del duende, comisariada por Enrique Junquera, aunque esta muestra no tiene visos de que llegue a concretarse porque se trataba de exhibir materiales que guarda la Fundación en Madrid, como una selección de dibujos del poeta.

El 10 de octubre estaba prevista una velada musical con Francisco Coll y Gerald Barry, que han creado una obra dedicado al poeta, y uno de los platos fuertes está programado para el 20, 21 y 22 de noviembre, con la puesta de escena de Don Perlimpín y Belisa en su jardín, bajo la dirección de Pepa Gamboa y con actores como Mariano Peña. Todo este programa puede sufrir alguna variación, aunque debe ser el eje sobre el que gravite el Centro Lorca a la espera de la llegada de los fondos lorquianos que se encuentran en la Residencia de Estudiantes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios