Checopolaco presenta su nuevo álbum en el Planta Baja

  • El 'otro yo' de Julián Méndez ha trabajado con Lori Meyers, Antonio Arias y Los Planetas

Bajo el peculiar sobrenombre de Checopolaco se enmascara uno de los más dotados orfebres del pop granadino. Julián Méndez, a pesar de su juventud, ya ha saboreado las mieles del éxito, primero con Lori Meyers y más tarde acompañando a Antonio Arias o a Los Planetas. Un currículum que pocos, muy pocos pueden presentar. Pero ha sido con Checopolaco y su Ukelele, ahora despojado de tan vistoso instrumento y reducido a un gentilicio improbable, como ha encontrado al personaje perfecto con el que dar salida a sus composiciones, perlas de pop delicioso, que a veces apelan al espíritu burlón, y a veces conmueven, pero que siempre resultan certeros e incontestables hits que lo serían en un mundo ideal. Músico precoz y de indiscutible talento, Julián superó su salida de Lori Meyers con tesón y con trabajo, que es como dicen los genios que debe cogerte la inspiración. Su debut, Un disco de folk podrido, supuso un soplo de aire fresco dentro del pop granadino, y puso sobre la mesa su facilidad para crear espléndidas canciones. Ahora vuelve para presentar la continuación, otra colección de brillantes y adhesivas melodías cercanas al pop perfecto para el que parece destinado. Las fuerzas y la rebelión de los que estamos perdidos es el sobrenombre de un disco homónimo y el de los compinches que lo acompañarán para desgranarlo en directo. Será esta noche de miércoles a las diez de la noche en el escenario de la sala Planta Baja. Los que se hicieron seguidores de su grupo matriz en los inicios no deberían dejar pasar la oportunidad de descubrir el origen de algunas características distintivas del llamado Loja Sound, pues Julián fue uno de sus artífices.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios