'Chico y Rita' vive el sueño de Hollywood

  • Fernando Trueba y Javier Mariscal defienden su cinta antes de los Oscar

Gane o pierda el Oscar el domingo, el equipo de Chico y Rita vive en Los Angeles el sueño dulce del candidato a la prestigiosa estatuilla del cine, un honor que le ha permitido ser el protagonista de un evento en la Academia de Hollywood.

Fernando Trueba y Javier Mariscal aterrizaron el miércoles en la ciudad californiana junto con el resto de la expedición española que les acompaña en la recta final de la carrera por el premio de mejor película de animación por el que compiten con Rango, El gato con botas, Kung Fu Panda 2 y A Cat in París.

Ni un largo viaje, ni el cambio horario, ni las exigencias de una apretada agenda de actividades parecen haber hecho mella en los responsables del filme que exhibieron anoche su sentido del humor en un coloquio organizado en la sede de la Academia, en Beverly Hills, donde participaron junto con directores de las películas rivales.

"Si se hablan de temas muy técnicos nos van a pillar en calzoncillos pero si es de crear emoción y contar historias aquí está el gran maestro Fernando que con su mirada de cinemascope sabe más que nadie", comentó un bromista Mariscal.

El famoso artista y diseñador valenciano se mostró entusiasmado por el hecho de poder experimentar en primera persona y en la meca del cine qué supone ser un candidato al Oscar aunque confesó tener la sensación de estar como "un elefante en una cacharrería". Mano a mano con Mariscal, Trueba posó ante las cámaras y atendió a la prensa estadounidense con la veteranía del que ya tiene una estatuilla en su haber, por Belle Epoque (1992). "Ahora es diferente, tienes otra edad, han pasado 18 años, vienes con otro grupo de gente, estás en otra categoría, todo es distinto y a la vez hay cosas familiares", dijo el cineasta que fue interrumpido por Mariscal, quien desveló que Trueba vestirá en la ceremonia el mismo traje que lució cuando recogió su estatuilla en 1994.

"Eso sí, me han retocado el esmoquin de hace 18 años porque he adelgazado un poco", aclaró Trueba, quien destacó el mérito de Mariscal, codirector del filme. "Este tipo hace su primera película y le nominan al Oscar", afirmó Trueba con complicidad. Mariscal, que cuenta entre sus logros haber sido el autor de Cobi, la mascota de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, no ocultó su perplejidad por el éxito de Chico y Rita. "Esta sensación a mí me encanta porque yo estaba convencido de que era imposible, que en la vida la Academia de Hollywood nos podría elegir", manifestó el diseñador, para quien "el sueño americano vuelve a funcionar".

"Pienso que si yo fuera americano y hubiera empezado como en España debajo de un puente podría haber acabado siendo el presidente. Es como muy democrático que estemos compitiendo con 10 millones de dólares (unos 7,4 millones de euros) contra presupuestos de 500 o 600 millones de dólares (de más de 300 o 400 millones de euros)", señaló Mariscal. A pesar de haber llegado tan lejos, las opciones de victoria del filme el domingo son escasas y de ello son conscientes tanto Trueba como Mariscal, que apuesta por "improvisar" en caso de triunfo, algo que no descarta el actor Antonio Resines, productor asociado de Chico y Rita. "Parece que está cantado que va a ser Rango, pero todo el mundo dice también que en el caso de que haya una sorpresa va a ser Chico y Rita", apuntó Resines, para quien esta es su primera experiencia en estos galardones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios