Cine español y mexicano en Roma

  • La española 'Una pistola en cada mano' clausurará la séptima edición del festival

El director español Cesc Gay une a tres grandes espadas de la interpretación: el argentino Ricardo Darín y los españoles Javier Cámara y Luis Tosar en Una pistola en cada mano, la película que clausurará la séptima edición del Festival de Cine de Roma el 17 de noviembre, según anunciaron ayer los organizadores en la capital italiana.

Una pistola en cada mano, en la que también participan Eduardo Noriega, Candela Peña y Jordi Mollà, es una comedia sentimental ácida, en palabras del director de En la ciudad o Ficció.

Aunque escasa, la presencia hispana figura entre los 15 largometrajes a concurso (dos títulos son sorpresa) con Mai morire, del mexicano Enrique Rivero, que tras ganar el Leopardo de Oro con su debut Parque Vía, estrena su segundo trabajo, protagonizado por Margarita Saldana, una mujer que no había actuado hasta la fecha, pero sí conoce los escenarios: canta son jorocho.

Con la llegada de Marco Mueller (hasta el año pasado el gestor del Festival de Venecia) a la dirección artística del joven certamen se pronosticaban grandes anuncios que sin embargo ayer no llegaron. Y quedó en el aire si finalmente Quentin Tarantino estrenará en Roma la esperada Django Enchained.

No obstante, en la competición oficial no faltan nombres con tirón como el de Roman Coppola, el hijo de Francis Ford y el hermano de Sofia Coppola, con A Glimpse Inside The Mind of Charles Swan III, protagonizada por Charlie Sheen y Bill Murray.

El siempre polémico Larry Clark trae Marfa Girl, mientras que la ópera prima estadounidense de Alan y Grabriel Polsky, The Motel Life, cuenta con Stephen Dorff, Emile Hirsch y Dakota Fanning.

También concurre por el Marco Aurelio de Oro, el máximo galardón del certamen que otorga un jurado internacional presidido por el joven realizador estadounidense Jeff Nichols (Take Shelter), el nuevo trabajo del director japonés Takeshi Miike Lesson of Evil, además de varios títulos italianos, entre otras nacionalidades principalmente europeas.

La película que inaugurará la cita el próximo 9 de noviembre es la rusa Waiting for the See, del tayiko Bakhtiar Kudojnazarov.

En total Mueller, que como recordó ayer apenas tuvo cuatro meses y medio para conformar la programación, ha reunido 59 películas de estreno mundial y cinco de estreno internacional.

Fuera de concurso figuran interesantes propuestas como Le band de jotas, el primer trabajo en solitario de la iraní afincada en Francia Marjane Satrapi; Bullet to the Head, de Walter Hill y protagonizada por Silvester Stallone (cuya presencia en Roma ya está confirmada), así como el trabajo colectivo Centro Histórico, que firman el finlandés Aki Kaurismaki, los portugueses Pedro Costa y Manoel de Oliveira, junto con el español Víctor Erice.

Otros dos trabajos colectivos atraerán con seguridad las cámaras: se trata de Tad, que cuenta con la supervisión del actor James Franco, y la producción brasileña Mundo Invisível, de Wim Wenders, el fallecido Theo Angelopoulos, Atom Egoyan y Maria de Medeiros, entre otros.

El Festival de Cine de Roma, que nació hace siete años con la aspiración de hacerle sombra al mas veterano de todos los certámenes, parece que con Mueller vuelve a tomarse en serio esa ambición tras haberse quedado en un marcado segundo plano en los últimos tiempos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios