Cines del Sur busca el antídoto contra la soledad con el filme 'Paraísos artificiales'

  • El certamen granadino cuenta hoy además con los estrenos de las películas 'Precious life', del realizador israelí Shlomi Eldar, y de la cinta rodada en Kirguistán 'The light thief', de Aktan Arym Kubat

La Sección Oficial de Cines del Sur cuenta hoy con el estreno en España de las películas Precious Life, de Shlomi Eldar (Israel, 2010), Paraísos artificiales, de Yulene Olaizola (México/ Países Bajos/ EEUU, 2011) y The Light Thief, de Aktan Arym Kubat (Kirguistán, 2010).

Paraísos artificiales narra la historia deLuisa, una joven de 25 años adicta a la chiva (heroína), viaja a una playa en la costa de Tuxtlas, en Veracruz, con la idea de dejar de drogarse. Con el tiempo, se va relacionando con la gente del lugar, en particular con Salomón, un campesino de 65 años -viudo y alcohólico- cuyo único placer diario consiste en fumar marihuana. Después de un encuentro azaroso en la playa, Salomón y Luisa construirán una progresiva complicidad. El título, que evoca la obra homónima de Charles Baudelaire, constata la presencia poética del film. A través del paisaje y de sus dos protagonistas que se comprenden tácitamente, Yulene Olaizola construye un relato en el que los personajes encuentran el alivio de no saberse completamente solos.

Precious Life muestra el mundo personal de Mohammad Abu Mustafa, un niño palestino de cuatro meses que nació sin sistema inmunológico y que morirá si no recibe un trasplante de médula ósea, una operación que sólo puede realizarse en un hospital israelí. La súplica de su doctor para que se salve la vida del bebé lleva al periodista israelí Shlomi Eldar a documentar esta historia compleja y emotiva. Mientras los médicos israelíes y palestinos dejan de lado sus diferencias para cuidar al niño, el espectador se ha de confrontar con las ramificaciones más personales del embargo al que está sometido Gaza. Precious Life es una contundente llamada a la paz que indaga en los desafíos y prejuicios que han de superarse cuando las autoridades de estas dos naciones en conflicto tratan de olvidar sus diferencias por una causa justa. La compleja realidad y los ecos de la guerra rompen esa burbuja y obligan a la madre a elegir entre su hijo y su reputación dentro de la comunidad. Precious Life es una historia de amistad posible en una realidad imposible.

Por último, The Light Thief está protagonizada por un electricista encargado de traer algo más que luz a la gente que le rodea. Como si de una palomilla se tratara, a todo el mundo le atrae su generosidad: quienes sufren cortes de electricidad, quienes tienen el poder de la ciudad y quienes han perdido la ilusión por vivir. Él ayuda a todo el mundo y está en todas partes. No le tiembla el puso a la hora de saltarse las leyes, al rebobinar el viejo contador de la luz de un anciano y solitario pensionista, de manera que éste deje de deberle dinero al Estado para que ahora sea el Estado quien le deba dinero a él.

En el clima de devastación económica que sufre el país, la única luz que sigue brillando es la del candil de una esperanza muy delicada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios