José Sánchez Montes. Director del certamen

"Cines del Sur es una lección de Geografía e Historia"

  • El responsable del certamen, que tendrá lugar entre el 4 y el 10 de junio, afirma que se ha conseguido para Granada un nombre en el contexto del cine internacional

José Sánchez Montes ultima los detalles enfundado en una camiseta con el logotipo de Cines del Sur. ¿Con la crisis se ha apuntado al estilo de marketing que puso de moda Santiago Segura? "Tenemos la obligación de creernos lo que hacemos", responde entre risas. Por lo demás, afirma que "hay pocos motivos para la frivolidad en el Sur".

-¿Qué ha supuesto para Cines del Sur la revolución en en el mundo árabe? ¿Es un respaldo?

-Los datos demuestran que Cines del Sur tiene una entidad que no es solo cinematográfica. Es una herramienta cultural de primer orden para todo esto que está pasando en sitios donde parecía que nunca pasaba nada. Demuestra que todo es modificable y que los pueblos pueden modificar las cosas. Esto pasa mucho en los países del Sur y para nosotros es una obligación reflejar lo que pasa en el mundo que nos rodea.

-Un ejemplo es la película 'Heliópolis', de Ahmad Abdalla, que participó el año pasado en Cines del Sur y que mostraba cómo era la censura y la situación de la mujer en Egipto...

-Es que si ves ahora las películas chinas que participaron en el primer festival, como la de Wang Quanan, entiendes perfectamente muchas cosas que están pasando ahora. Prácticamente somos una lección de Geografía e Historia, el festival sirve para situarnos en el mundo. Por ejemplo, hemos proyectado muchas películas de Kazajstán, un país desconocido para muchos pero con una comunidad muy importante. Se han producido y se producen muchas películas gracias la democratización de los medios audiovisuales. Mis alumnos de El Cairo me están mandando sus cortos sobre la revolución de la plaza de Tahrir, hay un montón de gente que está haciendo cosas.

-¿Podría ser un nuevo ciclo en la edición del próximo año?

-Estamos detrás desde hace tiempo de hacer un encuentro con el festival de Al Jazeera para proyectar todos estos films que son de temática muy social.

-Masahiro Kobayashi participa en la Sección Oficial con un filme rodado en el desaparecido distrito de Sendai, arrasado por el terremoto y por el tsunami. ¿Japón se ha convertido en un país del Sur tras el desastre?

-Desde el principio lo hemos considerado como cine del Sur por esa visión nuestra de mostrar lo desconocido. El cine japonés no es ni mucho menos invisible, pero no es muy conocido aquí.

-El cine sudafricano siempre ha estado presente en el festival con películas tan inquietantes como 'Disgrace' o 'Confessions of a Gambler'. ¿Vuelve este año?

-Sí, tenemos cine sudafricano y también una película muy interesante de Mika Kaurismaki que se llama Mama África, un documental sobre Miriam Makeba absolutamente fascinante. También están los títulos más importantes que han participado en el festival Fespaco de Burkina Fasso, las grandes películas del cine del África negra.

-¿Un guiño también a la comunidad inmigrante de Granada?

-Claro, pero es que además son peliculones.

-¿Hay también la tradicional película con niño en la Sección Oficial?

-Sí, pero hay menos niños que otros años. Es curioso porque los programadores tienen que hacer esfuerzos para no meter películas con niño porque hay grandes trabajos con esta temática.

-¿Ha tenido que pelear por alguna película en concreto para estrenarla en Cines del Sur?

-En este sentido ha sido un año muy cómodo porque todo lo que se proponía desde programación ha entrado con mucha facilidad. La retrospectiva de Andrés di Tella, un grandísimo documentalista argentino, ha sido muy fácil de programar. Para el ciclo Bollywood en negro hemos tenido una buena conexión con las productoras de las películas. Son películas absolutamente desconocidas y que tienen una estética un poco friki para nosotros, pero que no lo son en absoluto, cuentan sus historias desde su perspectiva. Este año estamos más tranquilos porque ya tenemos un nombre y cualquier distribuidora considera que Cines del Sur ofrece garantías.

-¿Habrá alguna presencia mediática como sucedió en pasadas ediciones con Omar Shariff o Gael García Bernal?

-No tenemos nada mediático. Pero también hay casos de directores como Mohsen Makhmalbaf que han venido a Cines del Sur siendo unos desconocidos en España y que ahora son muy importantes. Cuando vino Jafar Panahi como miembro del jurado en la primera edición era un absoluto desconocido y ahora hay pocos que no le conozcan. Esa es nuestra labor.

-De hecho, Cines del Sur firmó una manifiesto de apoyo a Panahi cuando fue detenido por el Gobierno de Irán. También suscribieron un comunicado respaldando al director del Festival de Sitges tras la polémica por la exhibición de 'A Serbian film'. ¿Están cada vez más involucrados en la defensa de las libertades?

-Se ha creado un circuito de directores de festivales que está funcionando a la hora de defender el cine y a los cineastas. Si detienen a Panahi cómo no vamos a defenderlo si es colega nuestro. Igual pasa con Ángel Sala [director de Sitges], que tiene un conflicto con la justicia por haber programado una película que se ha visto en muchos otros sitios sin levantar ninguna polémica. ¿Cómo no vamos a defender a nuestros colegas los directores de festivales como San Sebastián, Sevilla o Granada cuando mañana nos puede pasar lo mismo a nosotros?

-¿Qué jurado tendrá este año el festival?

-Siempre mantenemos una proporción geográfica. Este año tenemos al director egipcio Basel Ramsis, conocido por películas que tienen que ver con la realidad social de su país; está Iván Giroud, que ha sido el gran impulsor del Festival de La Habana; Raj Kumar Gupta, guionista indio; Xiaolu Guo, una directora china que ganó un premio hace dos años; y también un director español tan conocido como Isaki Lacuesta, que ganó el Premio Fipresci de la crítica en la Sección Oficial del Festival Internacional de San Sebastián.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios