Cines del Sur triplica el número de películas que optan a concurso

  • El festival, que comienza el próximo 30 de mayo, ha recabado más de 200 cintas

La organización del Festival Cines del Sur de Granada, que este año celebrará su segunda edición, ha visionado más de 200 cintas, que optan a los tres premios Alhambra del certamen, más del triple que el año pasado, cuando se presentaron más de 60. La segunda edición de este certamen, que se celebrará del 30 de mayo al 7 de junio, contará con dos retrospectivas, que llevan por título El sueño de Europa, que quiere incidir en el problema de las corrientes migratorias desde los diferentes países del Sur a Europa, y Mohsen Makhmalbaf: compromiso y humanismo, en homenaje al director iraní.

El director del festival, José Sánchez Montes, dice que al tratarse de un festival tan ambicioso en cuanto al territorio que abarca -África, Asia y Latinoamérica-, "era difícil que en la primera edición la gente entendiera si era algo hecho por un grupo de amigos o tenía unas intenciones serias". Sin embargo, "una vez que ya se ha sabido qué directores hubo el año pasado o qué premios se concedieron, nos ha resultado mucho más fácil", subraya.

También atribuye la mayor respuesta de cintas participantes a la plataforma creada el año pasado por el certamen granadino de los principales festivales de cines del sur, que ha estado "muy viva", de lo que da fe su participación en el Festival de la Habana, que creó un ciclo denominado Cines del Sur Festival de Granada con películas que participaron en el certamen granadino. Del mismo modo, los organizadores de Cines del Sur fueron invitados al Festival de Pusan, en Corea del Sur, el gran referente mundial del cine asiático, que congrega a 250.000 espectadores y en el que concursan más de mil películas en las distintas secciones.

Para Sánchez Montes, el principal logro cosechado por el Festival Cines del Sur de Granada es que es el único de sus características en Europa, ya que en otros países se celebran certámenes parciales, sobre cine africano, árabe, asiático o mediterráneo, "pero no con el concepto global del Sur", salvo una pequeña iniciativa en Oslo, "pero aún muy pequeña". Junto a esto, también ha destacado que "hemos inventado esta idea de crear la red de festivales de cines del sur, y la repercusión de los colegas ha sido estupenda". Por otra parte, esta segunda edición del festival quiere homenajear a Makhmalbaf porque es "un referente como cine y también como persona que, contrario a muchas de las cosas que han pasado en Irán durante los últimos decenios, se vio obligado a emigrar y a errar de país en país".

El cineasta iraní es padre de una saga, que él mismo llama 'Factoría Makhmalbaf', en la que está su hija Samira, que se encuentra a punto de estrenar una película en España, y su otra hija Hanna, que con tan sólo 18 años rodó la película Buda explotó por vergüenza, que tuvo un gran impacto y recibió muchos premios y en la que, en consonancia con la línea ideológica de su padre, denuncia situaciones injustas que se viven en países como Irán o Kazajistán.

Por otra parte, con el homenaje El sueño de Europa, el certamen granadino pretende transmitir que el cine al que hace alusión no sólo se gesta en los países "del Sur", sino también en Europa, de la mano de creadores que "han tenido que salir de estos países por motivos económicos, profesionales, y son realmente inmigrantes que, aunque privilegiados, porque han podido hacer películas, no dejan de serlo", apostilla Sánchez Montes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios