CoRoT pone al alcance de los científicos las respuestas del interior de las estrellas

Los últimos resultados de la misión espacial CoRoT acercan a la comunidad científica un viejo sueño de los astrónomos: conocer qué ocurre en el interior de las estrellas. Los datos muestran inequívocamente oscilaciones en la superficie de tres estrellas similares al Sol, un fenómeno parecido a los terremotos terrestres pero, en este caso, causado por el movimiento del gas dentro de las estrellas. El análisis de estas oscilaciones, que se conoce como astrosismología, ofrece información sobre la edad de las estrellas, su composición química, rotación y evolución. Los resultados, en los que colabora un investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), se publican hoy en la revista Science.

La misión CoRoT constituye un desafío científico y tecnológico que busca, como explica Rafael Garrido, del Instituto de Astrofísica de Andalucía, "ampliar a otras estrellas esa capacidad desarrollada, y no del todo, para la estrella más cercana: el Sol". El estudio de los temblores estelares ha permitido indagar en el interior del Sol, la única estrella que permite mediciones directas, pero la distancia impide observar esos "terremotos" en otras estrellas.

La alternativa consiste en medir las variaciones en luminosidad que se producen cuando la estrella oscila, método que aplica CoRoT con una precisión inigualable, ya que es capaz de detectar variaciones de una parte por millón. Esto le permite estudiar estrellas similares al Sol, un tipo especialmente complejo debido a su tamaño (de hecho, el Sol entra en la clasificación de las enanas amarillas).

Así, los recientes resultados, basados en las curvas de luz de las estrellas HD49933, HD181420 y HD181906, que cubren 60 días de observación para la primera y 156 para el resto, no sólo constituyen un sólido descubrimiento, sino que demuestran que es posible obtener este tipo de medidas, algo fundamental para futuras misiones. "Estos datos son el primer banco de pruebas que jamás se tuvo para contrastar nuestros modelos de cómo evoluciona una estrella", asegura Rafael Garrido.

"Por otro lado, el que seamos capaces de interpretar las oscilaciones nos podrá dar respuestas a algunas cuestiones que, en general, se consideran fuera del ámbito de la Física Estelar, como la masa de los neutrinos o la posible concentración de materia oscura en el núcleo de las estrellas; se han hecho modelos con y sin las partículas que se cree que forman este tipo de materia y predicen modos de oscilación diferentes", según señala el investigador.

La precisión de CoRoT en sus trabajos es inigualable, de hecho, podría observar un millón de bombillas y distinguir el parpadeo de una sola de ellas. Sus medidas de la variación del brillo de las estrellas no sólo desvelarán su comportamiento, sino que posiblemente conducirán a una nueva clasificación estelar. Además, su segundo objetivo es la búsqueda de planetas similares al nuestro en torno a estrellas de tipo solar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios