Coco Chanel: diseñadora, mecenas y musa de una generación de artistas

  • El Centro de Exposiciones de CajaGranada en Puerta Real acoge hasta el próximo 10 de diciembre una muestra fundamental para conocer la obra e inspiración de la modista

El director de la fundación y la comisaria de la muestra junto a algunos de los vestidos expuestos. El director de la fundación y la comisaria de la muestra junto a algunos de los vestidos expuestos.

El director de la fundación y la comisaria de la muestra junto a algunos de los vestidos expuestos. / G.H.

Coco Chanel es sinónimo de alta costura. De lujo y estilo. La gente lo asocia a una firma que transmite elegancia y sobriedad. En pocas palabras: buen gusto. Sin embargo, ¿cuánto conoce el público de la historia detrás de la marca? ¿Quién fue aquella costurera que supo poner a sus pies no sólo el imperio de la moda, sino a toda una plantilla de intelectuales y artistas?

Para solventar esta situación, la dirección de la Fundación CajaGranada organiza una exposición sobre la figura de este icono del siglo XX. Una muestra que reúne más de 70 objetos para comprender la vida de esta diseñadora. Bocetos de Picasso, Dalí y Cocteau o vestidos y complementos de su firma, para realizar un recorrido por su trayectoria profesional y personal. Fotografías de Man Ray que muestran a una Coco Chanel íntima, pero siempre bajo un aura de clase y estilo.

La muestra contiene más de 70 obras de la modista y de colegas artistas parisinos

Gabrielle - auténtico nombre de la modista- comenzó su carrera como una de las muchas mujeres entregadas a la aguja y el dedal para ganarse la vida. Sus comienzos humildes le enseñaron a alejarse de la presuntuosidad en sus vestidos. Ella misma afirmaba que "la costura es una técnica, un oficio, un mercado". No obstante, su relevancia en el mundo de la moda es incuestionable, como destacó la comisaria de la exposición, María Toral, durante la presentación de la muestra: "Coco fue una pionera en la liberación de la mujer, en una época donde aún se llevaban corpiños".

Si nunca se consideró así misma como una artista, la amistad que le unió a las mentes más brillantes de su época tuvo un papel decisivo en su persona. En los intelectuales de la Vanguardia, encontraría una fuente de inspiración inagotable.

Con José María Sert, descubriría la importancia de la sobriedad en las líneas del arte clásico, en un viaje por Italia. De Misia, la famosa pianista y esposa del pintor catalán, sacaría una amistad que duraría hasta el resto de sus días. De Picasso siempre admiró su espíritu transgresor, un arte por el que lo convertía en "profeta" en su tierra. En Francia se rodeó de la crème de la crème, con personajes como Jean Cocteau, a quien conoció en medio del estreno de Edipo Rey, cuyo vestuario diseñó la modista. La relación entre ambos, que quedó recogida a través de las fotos de François Kollar, le permitió conocer a quien sería uno de sus amores incondicionales: Apel les Fenosa. El escultor, que huyó a París durante la Guerra Civil, ejerció una fuerte impresión sobre ella. Su idilio quedó plasmado en las facturas de su estancia en el Ritz y las fotografías del apartamento de Chanel admirando su obra. Esculturas que el visitante podrá admirar dentro de la exposición, como lo hiciera la conocida diseñadora hace años.

Artistas como Man Ray o Dalí tampoco fueron inmunes a la personalidad de la costurera francesa, convirtiéndose en el foco de atención del fotógrafo dadaísta, o en la modelo del impulsor del surrealismo.

Mecenas y musa, su implicación en la revolución artística de las vanguardias la convirtió en un icono para todas las mujeres. Aquel acercamiento hacia la élite intelectual de las nuevas formas de arte, le permitió comprender que existían nuevos caminos que todavía no estaban marcados. De esta forma, a través de un lápiz, tela y unas tijeras encontró la forma de confeccionar su propio destino. Ropa elegante y diseños atrevidos, que buscaban el estilo y el buen gusto, pero nunca a expensas de la libertad del movimiento y de la comodidad.

La exposición puede ser visitada de 18:30 a 20:30 horas de martes a sábado (sábado también de 12:00 a 14:00 horas), y los domingos de 11:00 a 15:00 horas. La entrada es gratuita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios