El actor Colin Firth asegura que no volverá a trabajar con Woody Allen

El actor británico Colin Firth aseguró ayer que no volverá a trabajar con el director estadounidense Woody Allen, quien ha sido acusado por su hija adoptiva, Dylan Farrow, de abusos sexuales. Firth trabajó a las órdenes de Allen en el filme Magia a la luz de la luna, antes de que Farrow publicara una carta abierta en New York Times en la que revelaba que había sido abusada por el cineasta cuando tenía sólo siete años. "No voy a trabajar con él más", dijo Firth, en declaraciones a The Guardian. El actor se une así a colegas de profesión como Mira Sorvino, Rachel Brosnahan, Rebecca Hall y Timothée Chalamet, quienes se arrepienten de haber colaborado con Allen. Las declaraciones de Firth llegan poco después de que Farrow acusara a los actores que continúan trabajando con su padre adoptivo de "perpetuar la cultura del silencio" en Hollywood.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios