Estrenos de la semana

Contratistas enterrados, sicarios desbocados

  • La cartelera recibe, entre otros títulos, a la producción española con mayor distribución internacional, 'Buried (Enterrado)', y dos muestras muy distintas de cine con origen mexicano, 'Abel' y 'Machete'

Comentarios 1

Enterrado vivo. El cineasta español Rodrigo Cortés rodó Buried (Enterrado) según el guión de Chris Sparling, quien escribió un texto que gustó en Hollywood pero que fue descartado por las enormes dificultades que planteaba. El Festival de Sundance evidenció el interés por esta cinta, que, con un ataúd como único escenario y protagonizada por Ryan Reynolds, está llamada a convertirse en uno de los taquillazos de la temporada. Paul Conroy, un contratista destinado en Iraq, despierta enterrado en un ataúd. Su teléfono móvil es la mejor forma de acabar con una pesadilla tan real como la vida misma; pero ni la burocracia ni la batería están de su lado. La cuenta atrás ha comenzado y los escasos 90 minutos de oxígeno se antojan escasos.

El cuchillo de Robert Rodríguez. Pese a la creencia popular, la película Machete no nació de un falso tráiler de Robert Rodríguez. Hay que remontarse hasta principios de los noventa, cuando el director rodaba Desperado y nació la figura del sanguinario mexicano, un personaje al que da vida el inconfundible Danny Trejo en una película plagada de rostros conocidos como Robert De Niro, Jessica Alba y Lindsay Lohan. Machete es un ex agente federal que huye a Texas tras la guerra con el famoso narcotraficante mexicano Torrez. Pero en vez de desaparecer, lo que Machete consigue es ser acusado del asesinato de un senador, una calumnia de la que tendrá que zafarse a base de sudor, sangre y muchas balas.

Un pequeño muy maduro. El actor Diego Luna se revela también como director de cine auspiciado por la producción de John Malkovich en la película Abel, que llega a las carteleras españolas avalada por el Festival de Sundance, el de Cannes y el récord de taquilla conseguido en México, que recibió a la película como una de las grandes obras cinematográficas del nuevo siglo. Abel tiene nueve años y debido a su negativa a hablar ha acabado en una institución de salud mental. Su madre pretende la vuelta de Abel a casa para que, en compañía de sus dos hermanos, cambie de actitud. Todos quedan sorprendidos cuando el niño vuelve a hablar y empieza a actuar como si fuera el cabeza de familia.

Los vampiros atacan de nuevo. Jason Friedberg y Aaron Seltzer son los responsables de Híncame el diente, un pareja de realizadores que está detrás de cintas como Scary movie, Casi 300 o Epic movie. Ahora contraatacan con una nueva parodia a tenor del gran éxito de la saga Crepúsculo. Sporks es una pequeña ciudad en la que se están registrando una serie de terribles asesinatos. Y es que los vampiros andan a sus anchas por esta localidad, que acaba de recibir a la solitaria Becca Crane como vecina. La joven no tardará en enamorarse del apuesto Edward Sulle, con el que comparte su melancolía pero no su gusto por la sangre fresca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios