'Coppélia', un cuento para la imaginación en puntillas

  • El Generalife recibe esta noche al Birmingham Royal Ballet

El Birmingham Royal Ballet llega esta noche por primera vez a Granada con la magia de Coppélia, el último de los ballets surgidos durante el periodo romántico que protagonizó la Ópera de París, antes de que la danza cayera allí en decadencia y el trono pasara a San Petersburgo.

Ya han pasado más de dos décadas desde que el Sadler's Wells Royal Ballet se trasladara a Birmingham y adoptase el nombre de esa ciudad al norte de Londres. Desde 1990, el exbailarín británico David Bintley es su director y aplaudido coreógrafo. Con él llega el ballet al Teatro de los Jardines del Generalife, dispuesto a enamorar al público con su versión de la historia del Dr. Coppelius que anhelaba dotar de humanidad a una muñeca.

Coppélia ha llegado hasta nuestros días gracias a la adaptación de Marius Petipa de 1884, revisada por Enrico Cecchetti en los albores del siglo XX. Su rasgo más característico es la integración de la danza clásica con las danzas nacionales folclóricas. La versión que se verá esta noche fue creada en 1995 por Peter Wright, anterior director de esta compañía, quien partió para ella de las citadas de Petipa y Cecchetti.

Entre otros méritos, Coppélia es el primer ballet que introduce orgánicamente en su literalidad estilizadas mazurcas y czardas, algo que hasta la fecha solamente estaba reservado a las danzas españolas de Escuela Bolera. Dicen que sobre esta obra pesa una maldición: Saint-Léon murió de un infarto poco después del estreno; la primera Swanilda murió de hambre durante la guerra franco-prusiana a los tres meses del estreno y ya estaba enferma cuando estrenó el ballet de marras; otros implicados en la obra perecieron por la epidemia de viruela que asoló París. Una paradoja, pues Coppélia es alegría y final feliz.

La puesta en escena del Birmingham Royal Ballet contará con la música en directo a cargo de la Orquesta Ciudad de Granada, que en el foso será dirigida por el responsable musical del Ballet, Paul Murphy.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios