Cosas Que Hacen Punk, un festival con sentido

Con el peculiar nombre de Cosas Que Hacen Punk, cinco grupos adscritos a esta corriente que cumple este año cuarenta años de vida, que no está nada mal para un estilo que preconizaba aquello de que no hay futuro, unen sus fuerzas para celebrar un mini festival que tendrá lugar esta noche a partir de las ocho de la tarde -y advierten que serán puntuales; qué formales están últimamente los chicos de las crestas- en la sala Planta Baja. Para empezar, el nombre se ha tomado prestado, o bien al crítico Kiko Amat, un defensor del amateurismo que publicó un libro titulado Cosas que hacen Bum!, o bien a la banda granadina del mismo nombre, que a su vez se lo pidió al sr. Amat, y que aunque su música formalmente es más melosa y sosegada que la que tradicionalmente asociamos con el punk, sí que son herederos de ciertas prácticas, como la autogestión y el D.I.Y. ('Hazlo tú mismo') que son hallazgos y postulados del ideario punk a nivel profundo, más allá de ciertas formas superfluas.

En lugar de la clásica imagen de la Reina Madre de Inglaterra con los ojos tapados por una cinta negra, han escogido para su cartel la de un cristo que a buen seguro pasean los nazarenos por las calles de Granada durante la semana santa. Qué se note que no toda la parroquia comulga con la comunidad cofrade y la invasión que hacen de la ciudad. En cuanto a los grupos, están por un lado los sevillanos Generación Basura y los madrileños AVT (siglas que podrían -o no- corresponder a la controvertida Asociación de Víctimas del Terrorismo), bandas ambas que se alinean con el punk radical y contestatario de reivindicación social; por otro lado los malagueños afincados en Madrid Biznaga, con más aspiraciones artie y practicantes de un punk-pop urgente y rabioso; finalmente tenemos a dos grupos granadinos que, cada cual a su manera, representan la más audaz conexión entre el punk y el rock más grasiento y garagero: Los Harakiri, que hunden sus raíces en los más primitivos y vociferantes antecedentes del punk, de Link Wray a Howlin' Wolf, y los Copycats, que toman su nombre del que se usa en criminología para designar a aquellos asesinos que recrean escenas de otros crímenes ya cometidos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios