Creadores aún sin licenciatura

  • Los galardones a la Creación Artística y Científica de la UGR premian las nuevas producciones en las artes plásticas, literatura, cine, ensayo, ciencia y tecnología

Ávidos lectores de Ángel González. Soñadores empedernidos que ven como su sueño se hace real. Jóvenes universitarios creadores que ven recompensados sus esfuerzos como fotógrafos, pintores, escultores, escritores o diseñadores que ayer recibieron los premios a la Creación Artística y Científica de la UGR para estudiantes universitarios 2008 y que de manera paralela inaugura, en el Hospital Real, la exposición que recoge a los seleccionados y premiados de esta edición.

Los galardones Alonso Cano de Artes Visuales -divididos en seis modalidades entre las que se encuentran Arquitectura, Diseño, Escultura, Fotografía, Nuevas Tecnologías de la Imagen y Pintura-, García Lorca de Literatura -Cuento, Poesía y Teatro-, Manuel de Falla de Música, José López Rubio de Cinematografía y premio Mayor Zaragoza comenzaron su andadura por el año 1970 y tras 38 años de experiencia premiando a jóvenes universitarios siguen apostando por el esfuerzo creativo de los estudiantes. "Seguro que saldrán muchos Monteros de estos premios", afirmó el vicerrector de Extensión Universitaria y Cooperación al Desarrollo de la UGR, Miguel Gómez Oliver, recordando al poeta granadino, ahora profesor de la universidad y que en su momento también fue galardonado con uno de estos premios.

Mario Hernández parafraseó a García Lorca en un acto de espontaneidad: "La rosa no buscaba la aurora: casi eterna en su ramo, buscaba otra cosa", sugiriendo la idea de "la necesidad de búsqueda que los premios creativos tienen en sí mismos", según aclaró el representante de Laura García-Lorca, miembro del jurado este año. A su vez, Gómez Oliver destacó, como presidente del jurado, la "altísima calidad" que ha habido este año en las obras presentadas y el "enriquecimiento" que se ha conseguido gracias al "alto nivel de discusión" de sus miembros.

La lista de premiados es una larga enumeración de incipientes artistas con unas enormes ganas de innovar y seguir trabajando duro una vez abandonada la universidad. Destacados son el premio de Arquitectura por el proyecto Iris y 3CG de Pablo Olmedo Puertas en la categoría de Diseño.

La mejor escultura fue Mario de Eugenio Rivas Herencia; Mónica Fernández Roldán, el premio de Fotografía por Desnudo; La estatua del jardín botánico de Santiago Gómez Oliveras dentro de Nuevas Tecnologías de la Imagen y Sin Título en el apartado de Pintura.

Fomento de la lectura o asesinato del nombre ganó el premio García Lorca de cuento. Desierto quedó en la modalidad de teatro, mientras que Oda a la miseria de Daniel Barredo Ibañez, se alzó como vencedor en la modalidad de poesía. La paradoja de la desigualdad social de Manuel Bonillo López fue premio Mayor Zaragoza de ensayo y Diana al mejor guión de cortometraje, mientras que el Francisco Javier Arcenillas Pérez obtuvo con Intocables el premio Mayor Zaragoza de fotografía.

El acto se cerró con la lectura de fragmentos de las obras ganadoras en la modalidad de Poesía, Cuento y Teatro de la edición anterior y la actuación del Cuarteto de Saxofones, que recibió el premio Manuel de Falla de Música de este año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios