"Creo que 'No ficción' es la piedra fundacional de un nuevo estilo"

  • El autor de 'Reglas para la superviviencia de la novela' presenta un libro de carácter autobiográfico en el que intenta darle sentido a una forma distinta de narrar fragmentando los relatos como se hace en los blogs

Abrir las nuevas puertas de la novela. Ésa parece ser la intención del periodista y escritor Vicente Verdú en su último trabajo, No ficción, una obra en la que ha buscado un nuevo lenguaje, una forma distinta de contar las cosas, de fragmentarlas y volverlas a unir. "Creo que este libro mío es la piedra fundacional de un nuevo estilo", señalaba ayer el periodista poco antes de presentar la obra en la Casa de los Tiros . En No ficción Verdú ha tratado de aplicar los principios que ya apuntó en su libro Reglas para la supervivencia de la novela, una reflexión sobre la decadencia del género y los males que vienen marcándolo en los últimos tiempos. En Reglas para la supervivencia de la novela, Verdú dejaba sentados principios como que hay que abolir la narración en tercera persona y sustituirla por una narración en primera persona o dejar de detallar minuciosamente habitaciones o paisajes.

"Pienso que hay historias que contar en otros contextos", señaló. "En nuestra sociedad tan ordenada las historias interesantes son las que se narran desde el interior, por eso hay que usar la primera persona en la narración y hay que fragmentar más el relato, como se hace en los blogs. También es necesario emplear mucho el sentido del humor y la ironía. Uno tiene que abordarse a sí mismo desde la distancia irónica".

En No ficción, Vicente Verdú narra de modo autobiográfico el periodo en que su mujer cayó gravemente enferma y murió a finales del año 2003. "Era una época alborotada de mi vida. Yo tomé notas de aquel tiempo y decidí escribir el libro. Lo hice en unos seis meses. Me costó mucho escribirlo desde el punto de vista sentimental". Lo único que hay de ficción en No ficción, dice el escritor, "es el lenguaje". "Si las cosas no se cuentan con estilo se vuelven descarnadas y obscenas. Eso es lo único de ficción que hay en el libro: el lenguaje".

El libro también narra algunos de los pequeños placeres del escritor y se centra en los personajes que se han cruzado por su vida. El resultado es una obra nueva, diferente, algo que, como el escritor dice, marca un nuevo estilo. "En el panorama literario actual", explicó Verdú, "demasiada gente sigue haciendo novela convencional al estilo de lo que se hacía en el siglo XIX cuando todo ha cambiado. Siguen escribiendo aventuras. La novela no ha evolucionado como han hecho otras artes. No existe una novela contemporánea. Yo veo lo mío muy diferenciado de lo que hacen los demas".

Vicente Verdú piensa que, con las nuevas tecnologías, la novela se ha quedado un tanto descolgada con las nuevas generaciones. "El libro antes era la transmisión de todo el saber. Es lógico que hoy los chicos reciban el conocimiento a través de pantallas de ordenador. Hay que tener en cuenta cosas como que ellos, a los 18 años, han visto películas que yo he visto a los cincuenta. La cultura de mi generación se caracterizaba por la intensidad, mientras que la de ellos se caracteriza por la inmensidad. La nuestra es una cultura vertical mientras que la de ellos es una cultura horizontal". Para el escritor, pese a ello, la novela no decaerá nunca, aunque deba adaptarse a nuevos formatos o incluso formar parte de la red en internet.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios