Daniel Drexler : ensamble entre folk, electrónica y rock

El nuevo disco de Daniel Drexler busca ser una revalorización positiva del vacío, que en la cultura occidental tiene una connotación bastante negativa. Pero en oriente ocurre exactamente lo opuesto: es el camino de la iluminación, el lugar en el que todo se crea. El uruguayo, que actúa esta noche a las 22.00 horas en la sala Boogaclub, presentará su último trabajo discográfico -Vacío- cuya temática central es un hilo conductor que atraviesa sus 13 canciones, reflexionando sobre el vacío y sus implicaciones creativas, psicológicas y científicas.

En Vacío se puede oír un sutil ensamble entre la raíz folklórica, la rockera y elementos que provienen de la sonoridad electrónica. Gran parte del disco -las bases de batería, las guitarras, el bajo y el hammond- fueron grabadas simultáneamente, buscando rescatar esa dosis de espontaneidad y aleatoriedad que se produce cuando varios músicos interactúan en tiempo real. El álbum fue grabado mayoritariamente en varios estudios de Buenos Aires, realizándose tomas adicionales en La Lobería (Patagonia, Argentina), Montevideo y Maldonado.

La producción estuvo a cargo de Matías Cella. Fue mezclado por Gonzalo Gutiérrez y masterizado por Mario Breuer en Sound Desing, Buenos Aires, y cuenta con algunas colaboraciones especiales, entre las que destacan los nombres de Jorge Drexler y Kevin Johansen.

La edición para Argentina, Uruguay, Chile, México y Colombia fue realizada por Random Records Argentina. Vacío es un disco que invita a la introspección, al disfrute y a la celebración vital. Es un disco calmadamente optimista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios