Danilo Pérez y Lee Konitz funden sus estilos en "una sola dimensión"

  • El músico panameño y el norteamericano buscan un concierto multicultural

El pianista panameño Danilo Pérez actúa esta noche en Granada dentro del Festival Internacional de Jazz en un concierto en el que estará acompañado por su trío y por el saxofonista Lee Konitz. El concierto comenzará a las 21.00 horas en el teatro Isabel la Católica.

La carrera de Danilo Pérez, un músico que se ha caracterizado por rescatar para el jazz los ritmos y melodías panameños, se hizo realmente importante cuando entró a formar parte de la Dizzy Gillespie's United Nations Orchestra como su miembro más joven. Aquello le sirvió de un enorme aprendizaje tanto como músico como compositor. Después de su paso por la orquesta, formó su propio grupo y comenzó a frecuentar a otros grandes del jazz del momento, como Wayne Shorter.

"Creo que mi contribución más grande a la música es haber podido mezclar el folclore de Panamá con el jazz y traerlo a otra dimensión", comenta el pianista. "Mientras más años paso fuera de mi país, más panameño me siento y eso se deja ver en mi trabajo".

El concierto de esta noche supondrá, además, el encuentro entre Danilo Pérez y el saxofonista norteamericano Lee Konitz, uno de los más grandes representantes del movimiento cool y uno de los pocos que no se dejaron arrastrar en su día por el fenómeno del be-bop. Será una buena oportunidad de ver dos caracteres musicalmente complementarios, o lo que es la teoría de Danilo Pérez: el jazz panamericano. "Hasta ahora, el término latin-jazz se asocia mayormente con las raíces de ritmos afrocubanos, mientras que el jazz panamericano abre las puertas a trabajos que involucren a todas las Américas", afirma el pianista panameño.

Pérez ha tocado desde muy joven (nació en 1966) con los más grandes músicos de jazz del momento: Tito Puente, Gary Burton, Wynton Marsalis o Wayne Shorter. En 1993 comenzó a trabajar en sus propios discos y registró Danilo Pérez en ese mismo año y The journey al año siguiente, con el que consiguió el premio Jazziz Critics Choice Award. En 1995 se convirtió en el primer músico de jazz que tocó con la Orquesta Sinfónica de Panamá.

Pérez es un gran abanderado de la multiculturalidad a través de la música. "El deber de todo músico creativo e improvisador es reflejar los tiempos y momentos que estamos viviendo", asegura. "Desde hace tiempo siento que mi música no debe tener barreras. Que sea una música que une a la gente. Que utilice cualquier recurso necesario para transmitir el momento que estamos viviendo. El músico no debe estancarse en estilos".

Lee Konitz, por su parte, nació en 1927 en Chicago y fue alumno de Lennie Tristano. Cuando Charlie Parker arrasó con su nuevo estilo, él se mantuvo firme a la vieja escuela e incluso reaccionó en contra de la corriente be-bop. No obstante, siempre ha sido un saxofonista versátil capaz de acompañar a cualquier otro músico. Eso le ha valido codearse tanto en ambientes del jazz más vanguardista, representado por creadores como Anthony Braxton, Elvin Jones, Jack de Jonette, Ornette Coleman o Charles Mingus, como con los más clásicos, como Stan Kenton, Gerry Mulligan o Philly Joe Jones.

En 1949 formó parte del Noneto Capitol con el que grabó, bajo la dirección de Gil Evans y con Miles Davis como estrella, el disco Birth of the cool. Davis siempre reconoció que el sonido de saxo de Konitz fue el que imprimió a ese disco toda su personalidad y riqueza. Esa riqueza volvería a ser exhibida en trabajos más personales del saxofonista norteamericano como Very cool, Alto cool y Oleo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios