Danza y arte visual en el Teatro Alhambra con Daniéle Desnoyers

  • La coreógrafa canadiense presenta en Granada su último proyecto titulado 'Là où je vis'

Fusión de danza, sonido y arte visual. La coreógrafa canadiense Danièle Desnoyers trae esta noche al Teatro Alhambra su espectáculo más lírico y preciso. En Là où je vis -punto de intersección de la danza con la música y las artes plásticas - la coreógrafa desvela los mecanismos alarmantes que forman la base de una orquestación minuciosa de cuerpos. En la última obra de Desnoyers hay una pregunta que sirve de pauta al estudio colectivo: ¿cómo la danza puede permitir proyectarse en la vida y como la vida puede reflejarse en un cuerpo bailando?

Un cruce entre danza, música experimental y artes visuales, Là où je vis desvela la mecánica turbadora de una orquestación meticulosa de los cuerpos. La obra traduce la agitación que habita en los cinco intérpretes, la urgencia y el deseo que los empujan a moverse y a reunirse en un espacio que se modula, se transforma o se colorea a merced de las acciones propuestas por la artista multimedia Manon De Pauw. Instalada en el escenario con una mesa de trabajo luminosa, realiza en directo un recorrido visual e interpretativo, vinculado a su práctica artística personal. Trampantojos, ilusiones ópticas y otras intrigas visuales se suceden y se desactivan a partir de elementos filmados y proyectados en el escenario.

En Là où je vis, la danza, expresiva, emerge así de la historia del cuerpo de cada bailarín, como una herencia que saliera a la superficie de la piel.

Todo imbuido de espontaneidad, de instinto, de intuiciones, surge bajo el efecto envolvente de una música creada por la artista del sonido Nancy Tobin, la cómplice de tres grandes obras de Danièle Desnoyers. Aquí firma una música estruendosa compuesta de voces y sones diversos, de una densidad emocional tan implacable como inesperada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios