Dinero llega esta noche con los bolsillos llenos de canciones a la sala Sugarpop

  • La banda afincada en Madrid muestra su pop mezclado con ritmos rockeros y funkys

"Nos gustan los tríos", afirma sin segundas intenciones Ekain, el batería de Dinero. "Grupos como Nirvana han demostrado que tres músicos en el escenario son suficientes", aclara definitivamente el músico que, junto a Rubén Giménez (bajo) y Sean Marholm (guitarra y voz) actúa esta noche en la sala Sugarpop (22 horas).

El grupo afincado en Madrid no es que sea amante del vil metal. Ni pretende hacerse millonario. "Al contrario", sale al paso Ekain. "Lo que pasa es que el dinero es un gran obstáculo y más para gente como nosotros, que hemos abandonado todo por la música y a la hora de llegar a Madrid, uno de los grandes retos que teníamos era subsistir". Y en la capital llevan ya tres años. "Pero malviviendo", apostilla el batería que afirma estar "desando" tocar en Granada. "Tenemos una buena amistad con los Lori Meyers y desde Madrid, Granada se ve como una plaza importante porque sabemos que hay cultura de pop y rock cantado en castellano".

Por lo general, los directos de Dinero pasan por ser una gran fiesta, con el público entregado al cante y el baile. Incluso al grito. "Hay momentos para todo, momentos más rockeros, más bailables, poperos... Hay de todo dentro del repertorio para gustar a público de todo tipo", explica Ekain. Incluso gustan a los poperos "cansados de tanto llorón", como dicen en la nota de presentación. "El pop en castellano está relacionado con lo melancólico, pero no me gustaría enemistarme con nadie", dice entre risas.

Son tres músicos en escena sin maquillajes para borrar defectos. "Desde el primer momento nos dimos cuenta que era un plus, cada uno tenía que centrarse muchísimo en su instrumento las canciones están los suficientemente llenas como para no necesitar a nadie más", concluye el batería de Dinero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios