"Disfruto de la inteligencia y el instinto bruto sin comprometer el lado artístico"

  • Icono de adolescentes de medio mundo en los 70 y musa atemporal de rockeros, la voz de Transvision Vamp y Racine se meterá esta noche en la cabina de dj de la sala Who para hacer "desfasar" a Granada

La chica más sexy del rock de los 70 -con permiso de Deborah Harry de Blondie- sigue en pie de guerra. Tras su paso por Transvision Vamp y un disco junto a Elvis Costello, Wendy James ha descubierto con su nueva banda, Racine, los gratos efectos que produce eso de componer sus propias canciones. Anuncia gira española para la próxima primavera, pero hasta entonces se divierte poniendo sus discos preferidos en los platos.

-Admirada como cantante y compositora, ahora le toca destapar su faceta de dj. ¿No le encuentra límites a esto de la música?

-Me encanta pinchar, pero esta gira es en realidad un preludio para mí y para mi banda, Racine, antes de venir a España con los directos, algo que espero poder hacer en Granada en primavera.

-¿Y qué música pincha una rockera?

-¡Tengo tantos discos...! Mis gustos empiezan y acaban en el rock'n'roll, pero en medio están el country, el blues, el hip hop... De eso adelanto que no pincharé mucho, pero pondré una gran colección de garage de los 60 y 70, como los Stooges o Mc5, llegando hasta al hip hop de MOP. Creo que Granada va a poder bailar y desfasar.

-¿Cómo vivió el proceso de abandonar una banda que llegó a sonar tanto por todo el mundo como Transvision Vamp e iniciar una nueva vida con una apuesta tan diferente como Racine?

-Todo fue bastante natural. Transvision Vamp acabó con naturalidad y, entonces, después de hacer un disco junto a Elvis Costello, comencé a descubrir mi propia música. Primero fueron unas maquetas en Londres y luego me trasladé a Nueva York, donde comenzó la formación de mi banda para directos.

-El silencio que muchos ven en su carrera no fue un parón real, sino que estuvo escribiendo y grabando nuevos temas. ¿Llegó a sentir la necesidad de buscar una identidad propia al margen de terceros?

-Simplemente me sentí con tanta fuerza después de lo de Elvis Costello que no podía estar ya cómoda con el material de otros, tenía que ser mi propia voz. Sabía que mis canciones, mi talento y mi musicalidad serían la única manera de encontrar una verdadera felicidad en la música, así que fui a por todas.

-A primera vista, los trabajos de Racine ('Number 1', 'Number 2'ý) mantienen una relación muy directa, aunque en cada uno se escuchan sonidos muy personalesý

-Racine 1 era una visión low-fi de mis temas, lo hice todo yo misma en un pequeño estudio de maquetas, con una caja de ritmos y yo tocando todos los instrumentos. En Racine 2 tenía ya a toda una banda conmigo. Escribí todos los temas y los produje, pero los chicos tocaban sus instrumentos. Ahora, en los directos de Racine tocamos algún tema del primer disco y suenan muy hardcore, muy rock'n'roll, nada que ver con las dulces versiones que grabé... Lo bueno es que mis canciones son fuertes, así que puedes coger una grabación low-fi y convertirla en un gran espectáculo de rock sin que pierda sentido.

-En alguna ocasión ha confesado que apenas conservas discos suyos, ¿tan poco le gusta mirar al pasado?

-¡Ojalá tuviera una copia de Racine 1! Si alguien tiene una que dejarme... Di todas las mías; de hecho, mi antiguo novio tiene todo un arsenal de todo lo que hice: ediciones nacionales, de importación, picture dics, pósters, bolsas, camisetas... Hacíamos lo contrario: yo regalaba todo y él guardaba todo, así que si alguna vez quisiera material de Transvision Vamp lo podría conseguir a través de él. En realidad, lo que me pasa es que vivo para el presente y para el futuro, respeto el pasado, aprendo del pasado, pero no vivo en el pasado.

-Ha tomado parte activa en la mayoría de movimientos musicales de estos últimos años. ¿Qué estilos o qué aspectos le han influenciado más?

-Disfruto de la inteligencia, el instinto bruto, el talento y la valentía sin comprometer el lado artístico y la revolución. Pero no puedo olvidar de todo lo que me han marcado gente como Hunter S. Thompson, Bob Dylan y Jean Luc Godard.

-Últimamente está mostrando mucho interés por el hip hop, algo curioso en una rockera...

-Todo parte del blues. El hip hop es el sonido más excitante de la música, tiene unas bases asesinas y una actitud auténtica. El buen hip hop me provoca ahora el mismo efecto que los Stooges.

-Es la musa de músicos de generaciones muy distintas, que la consideran un icono, un ejemplo a seguir. ¿Qué cree que ven en usted que tanto les seduce?

-No pienso en esas cosas, pienso más en lo que provoca mi pasión, y luego sigo mi instinto.

-¿Habrá pronto un nuevo disco de Racine?

-Claro. Racine 2 está disponible a nivel mundial en iTunes y estará en CD para febrero de 2008 y daremos una gira española completa en primavera. Este 2008 va a ser no parar de tocar y de prepararnos para grabar Racine 3.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios