Dome C, el lugar perfecto para estudiar los astros desde la Antártida

  • Más de 40 astrónomos de ocho países participan hasta el viernes en un congreso en Granada sobre el primer observatorio europeo en el lugar más 'puro' de la tierra

En la Antártida, a una altura de 3.200 metros sobre el nivel del mar, se encuentra Dome C: un lugar inhóspito que posee condiciones extraordinarias para las observaciones astronómicas. Podría convertirse en el mejor de los observatorios terrestres gracias a la 'pureza' de su atmósfera. Extremadamente seco y frío, la casi ausencia de vientos la convierten en una especie de lupa en sí misma, ideal para mirar más allá del cielo.

Un equipo de la UGR ha instalado allí el telescopio IRAIT, un instrumento que con tan sólo 80 centímetros de diámetro puede responder a multitud de preguntas sobre "el estudio de estrellas en galaxias satélites, la detección de planetas extrasolares, las galaxias infrarrojas o las explosiones de supernovas", media docena de proyectos que aglutinan no sólo a investigadores granadinos sino también a científicos del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña e italianos de la Universidad de Perugia y del Observatorio de Teramo. Según Carlos Abia, del departamento de Física Teórica y del Cosmos de la UGR, "podríamos demostrar que la Antártida es efectivamente el mejor lugar de la superficie terrestre para la observación astronómica". El telescopio comenzará a funcionar en el verano antártico de 2009.

La presentación de la investigación tuvo lugar ayer en el marco de un congreso que acoge hasta el próximo viernes el Carmen de la Victoria. En él, más de 40 astrónomos de ocho países abordan las posibilidades de la base científica Dome C, el primer observatorio europeo en la Antártida. El encuentro Arena Workshop on Spectroscopy in Dome C aúna a la red ARENA (Antartic Research: an European Network for Astronomy), una iniciativa del VI Programa Marco de la Unión Europea que nació con la intención de unir instituciones científicas con interés en realizar observaciones astronómicas desde la Antártida. En ella se encuentran 21 centros de investigación de 8 países europeos. Su objetivo principal, según explicó Abia, es "ver las posibilidades que ofrece la Antártida para estudiar la astronomía".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios