Dora García desborda la Bienal de Venecia con 'Lo inadecuado'

  • España inaugura su pabellón artístico con intención de sorprender al mundo

España inauguró ayer su pabellón nacional en la 54 edición de la Bienal de Arte de Venecia, con el ambicioso proyecto de la artista Dora García titulado Lo inadecuado, una "perfomance extendida" que superará los límites geográficos del propio evento de la Ciudad de los Canales.

Se trata de una obra que, según la artista vallisoletana, subraya la "violenta fragilidad de todo aquello que consideramos adecuado y responde a la necesidad de no ser lo que se espera de uno".

La inauguración del pabellón en Venecia contó con la presencia de Dora García y de la comisaria de la obra, la también española Katya García-Antón, directora del Centro de Arte Contemporáneo de Ginebra, así como con la de la ministra de Cultura de España, Ángeles González-Sinde.

Sinde consideró la obra "una declaración de principios" y destacó el hecho de que "desborda los límites del pabellón y de la bienal", al tiempo que señaló que la realidad hay que buscarla donde está y que los márgenes "no se encuentran en un lienzo o en una sala".

Asimismo, la titular de Cultura recordó que en esta edición de la bienal participan otros artistas españoles, entre ellos Mabel Palacín, en el pabellón que presentaron de forma conjunta este año Cataluña y las Islas Baleares, o Asier Mendizábal, que expone su obra en uno de los llamados "parapabellones".

El pabellón español, situado en la zona de los Jardines de la Bienal, se convierte con la obra de Dora García en lo que se podría llamar el punto cardinal de un proyecto artístico que evolucionará día a día durante los seis meses que dura el evento, que se abrirá al público mañana.

Para ello, el espacio del pabellón se ha distribuido alrededor de una sala central que apuesta por el contraste entre el blanco y el negro y en la que se ha dispuesto un escenario en cuya superficie puede leerse el título de la obra, L'inadeguato, Lo inadecuado, The inadequate (en italiano, español e inglés).

En una de las esquinas de esta sala central se ha colocado una mesa con un ordenador desde el que uno de los cerca de setenta participantes en el proyecto se encargará de dejar constancia de forma escrita de todo lo que suceda en el pabellón durante estos seis meses. Será una especia de diario que se relacionará con otra performance de Dora García.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios