Edad de Bronce presenta la música de 'Año Cero', su primer álbum

  • La nueva banda de Quini Almendros, ex guitarrista de La Guard¡a y Mezcal, se caracteriza por el empleo de guitarras acústicas en lugar de eléctricas

El grupo granadino Edad de Bronce, el nuevo experimento musical del guitarrista Quini Almendros, ex integrante de formaciones como La Guardia o Mezcal, presenta esta noche, en el Teatro Isabel la Católica, a partir de las 21.00 hora, su nuevo disco, Año cero, en el que muestran todo su poderío como grupo esencialmente acústico de gran potencia sonora. Tras la actuación de Granada, la formación emprenderá una gira por diferentes puntos de la provincia y otras ciudades andaluzas, como Córdoba.

"Edad de Bronce es un grupo bastante peculiar", explica Almendros, uno de los mejores guitarristas que hay actualmente en España. "Somos cinco componentes y cada uno tiene sus propios gustos, de manera que lo que hemos buscado son los nexos de conexión que tenemos entre todos. El punto que tenemos en común es loque hace que funcione este proyecto. Hay mucho de eclecticismo".

El grupo interpretará todo el material incluido en el nuevo disco y parte de las canciones en las que está trabajando ahora. También tiene preparadas algunas sorpresas para los asistentes al concierto.

Bajo, batería, dos guitarras y voz constituyen la esencia de Edad de Bronce, una formación que se caracteriza por el empleo de guitarras acústicas en lugar de eléctricas pero con una base rítmica altamente contundente. Eso es lo que se ha convertido en la firma sonora de Edad de Bronce, una formación que puede dar mucho que hablar en los próximos meses y que combina una asombrosa calidad musical en el escenario con muy buenos textos.

No es la primera vez que la banda actúa en Granada. Ya no hizo en Nochevieja, en la Plaza del Carmen, en la fiesta organizada por el Ayuntamiento. La semana pasada el grupo estuvo tocando en la Escuela de Arquitectura Técnica.

Para le edición de su nuevo disco, Edad de Bronce ha recurrido a lo que empiezan a recurrir muchos grupos en la actualidad: la auto-producción. El propio grupo se ha financiado la grabación del disco, sin casas discográficas ni distribuidores como intermediarios. Eso los deja indefensos, a la hora de recobrar el dinero invertido en el disco, si sufren la piratería a través de internet por las descargas de los usuarios. "Es un problema", afirma Quini Almendros. "Los discos ya se han convertido en simples tarjetas de presentación. Lo que ahora necesitamos es que la gente acuda a nuestros conciertos, que es en este momento nuestra única fuente de ingresos".

Almendros considera que la situación actual de la música en España es fruto de una gran burbuja que en su momento crearon las casas discográficas al inflar desmesuradamente el precio de los discos, un precio que no tiene, en el fondo, ninguna relación con el precio real de su coste.

"Los sellos discográficos han matado el negocio de la música", asegura. "Y a quien más daño han hecho ha sido a los músicos. En el momento en que te hacían firmar un contrato en el que establecían que parte de tus derechos de autor iban a parar a los sellos discográficos, comenzaron a perjudicarnos. Ahora también pretenden cobrar un porcentaje de nuestras actuaciones en directo. Por eso hemos optado por la auto-edición de nuestros discos. Así nos quitamos intermediario". A todo eso se suma ahora la crisis económica, que provocará la disminución de conciertos en directo y afectará directamente a los músicos en su carrera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios