Eduardo Galeano da la "vuelta al mundo" a través de 600 relatos

  • 'Espejos', el nuevo libro del escritor uruguayo, sale a la luz después de cuatro años de silencio para "depurar historias que cuentan el mundo de una forma delirante"

El escritor uruguayo Eduardo Galeano define su último libro, Espejos, como "una vuelta al mundo en 600 relatos". El reconocido periodista y escritor habla de su obra como "una casa que tiene muchas puertas y muchas ventanas", y ha invitado al lector a "entrar por donde quiera".

El libro, editado por Siglo XXI, editorial que lo acompaña desde el inicio de su trayectoria, se lanzará simultáneamente en Uruguay, Argentina, México y España. Sale a la luz tras cuatro años de silencio, durante los cuales, además de dedicarse a su producción literaria, el autor se recuperó de un cáncer de pulmón.

"Como no hay mal que por bien no venga, ese tiempo lo aproveché para depurar las historias e ir dejando aquellas que se fueron articulando y que querían quedar juntas", ha apuntado el autor de obras como Memoria del fuego, El libro de los abrazos y Las venas abiertas de América Latina.

Para escribir esa "aventura delirante de querer contar la historia del mundo", el escritor se ha basado en preguntas que se ha venido haciendo a lo largo de los años. "Como algunos libros anteriores, hay una tentativa de revelar lo que no se ve (...) a partir de preguntas que tienen que ver con las ausencias más que con las presencias", cometa Galeano, quien ha dicho que en su libro aparecen aquellos "que no salen en las fotos ni en la historia oficial".

De ese mundo del que viene escribiendo desde sus primeras publicaciones en los años 60, Galeano opina que ha logrado mejorar en algunos aspectos, como en el tema de la igualdad de género. "Ha sido un camino largo y difícil que ha desembocado en cosas como la mayoría femenina del Gabinete de Zapatero", destaca.

Con la agudeza que le caracteriza, se refiere a España -en donde permaneció exiliado de la dictadura uruguaya en los años 70- como una 'tierra de tierras' que conoció en la época franquista y que ha evolucionado positivamente, en lo que considera "un factor de esperanza universal".

"España pasó de ser el país más cerrado del mundo a uno de los más abiertos, en términos de género, de diversidad sexual", comenta, al tiempo de destacar la apertura hacia la inmigración y la superación de rasgos xenófobos como una asignatura pendiente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios