Eduardo Lao deja la dirección del ballet de Víctor Ullate después de más de dos décadas

  • El granadino, que llegó a la compañía en 1991, deja paso a Lucía Lacarra, que ha bailado en las principales formaciones del mundo y es el premio Nacional de Danza de 2005

Víctor Ullate y Eduardo Lao en la presentación de uno de sus espectáculos. Víctor Ullate y Eduardo Lao en la presentación de uno de sus espectáculos.

Víctor Ullate y Eduardo Lao en la presentación de uno de sus espectáculos. / g. h.

Eduardo Lao y Víctor Ullate son nombres que pueden en ocasiones hasta superponerse si se habla de danza. Éstos dos profesionales que llevan más de veinte años siendo garantía de calidad sobre el escenario anunciaron ayer que la dirección artística del prestigioso Víctor Ullate Ballet-Comunidad de Madrid dejará de tener sangre granadina a partir de la próxima temporada, fecha en la que Eduardo Lao dejará paso a la experimentada bailarina Lucía Lacarra (Zumaia, Guipúzcoa, 1975) en el puesto.

Por su parte, Ullate (Zaragoza, 1947) continuará como presidente de la Fundación Víctor Ullate, "centrado en la labor social que esta lleva a cabo, y en la Casa de la Danza", precisó ayer la entidad en un comunicado.

Eduardo Lao se formó en Granada en danza aunque se trasladó desde muy joven a Madrid, concretamente para formar parte del proyecto de Ullate como bailarín. En esta compañía es donde ha visto crecer su carrera desde que daba los primeros pasos hasta llegar a convertirse en director artístico y ser la mano derecha del reconocido maestro zaragozano.

Antes de eso, desde 1991, el granadino fue el coreógrafo de la compañía y su primera obra se tituló Underground. Así, desde hace casi tres décadas, Lao se ha dedicado en cuerpo y alma a todos los proyectos que han ido surgiendo en la agrupación, especialmente con aquellos de aires meridionales. No en vano, este artista que ha afirmado ser andaluz por los cuatro costados, diseñó para esta compañía obras como Sur, un homenaje a Lorca y a Enrique Morente o Samsara, espectáculo de sabor oriental que se pudo ver en la edición de 2015 del Festival de Música y Danza de Granada.

"Ahora comienza una nueva etapa, que no cierra la anterior, sino que la continua (...) Es un privilegio para España, para la Compañía y para mí que Lucía haya aceptado el reto de dirigir el ballet, no va a ser una tarea fácil, pero creemos que merece la pena que la compañía, que ya es historia de nuestro país, perdure. No podría estar en mejores manos", explicó ayer Ullate.

Lao, por su parte, afirma en la misma nota que se marcha "satisfecho" con su labor como director y le "ilusiona y emociona" que "una gran artista como Lucía". "Estoy seguro de que ella aportará todo el amor y experiencia acumulados en su carrera para dar un nuevo impulso hacia adelante a la que siempre será nuestra Compañía", agrega el granadino.

Ahora, Lacarra "recoge el testigo de la dirección artística de la compañía, que hasta ahora había estado a cargo de Lao, aportando su sólida trayectoria como profesional de la danza y una vasta experiencia internacional", explican desde el ballet.

Para la bailarina es un "inmenso honor tomar un relevo tan importante como es la dirección del Víctor Ullate Ballet". "Esta ha sido mi primera casa, donde nací y crecí como bailarina profesional, y siempre he mantenido unos estrechos lazos con ella".

En todos estos años, recuerda, ha bailado "por todo el mundo" y ahora "siente" que es "el momento ideal" para "recoger todo lo aprendido y descubierto" y utilizarlo "para impulsar a una nueva generación de talentosos bailarines, y para llevar el nombre del Ballet de Víctor Ullate por el mundo entero". Seguirá bailando con la compañía y pondrá "tanta pasión y empeño" como en su carrera "en llevar a este maravilloso Ballet a una nueva dimensión, respetando y cuidando el alma, esencia y repertorio de Víctor Ullate, al mismo tiempo que abriendo los horizontes a nuevos estilos y experiencias para los bailarines".

Ullate indica que "compaginar las tareas de maestro, coreógrafo y director es realmente complicado" y que en ello le ha ayudado durante 20 años Eduardo Lao, al que siempre estará agradecido.

Lacarra ha sido bailarina principal en el Ballet Nacional de Marseille Roland Petit desde 1994 hasta 1997, bailarina principal en el Ballet de San Francisco desde 1997 hasta 2002 y bailarina principal del Bayerisches Staatsballet de Munich desde 2002 hasta 2016.

Desde la temporada 2016/2017 es bailarina invitada permanente del Ballet de Dortmund, de la Compañía de Russell Maliphant y del Víctor Ullate Ballet. Ha recibido el Premio Nijinsky a la mejor bailarina de mundo en 2002, el Premio Benois de la Danza en 2003, el Premio Nacional de Danza en 2005, el Dance Open Grand Prix de Saint Petersburgo en 2010 y en 2013.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios