Elisabeth Leonskaja rescata al Beethoven contemporáneo

  • La pianista regresa al Festival para interpretar las últimas sonatas del genio

El Festival Internacional de Música y Danza de Granada resucitará esta noche al Beethoven más contemporáneo de la mano de la pianista georgiana Elisabeth Leonskaja, que interpretará las tres últimas sonatas para piano que el genial músico alemán compuso ya completamente sordo.

El espectáculo, que tendrá como testigo el crucero del Hospital Real, elimina las barreras del tiempo y muestra el influjo de Bach en cada una de las notas del gran compositor romántico.

Leonskaja, destacada intérprete de la literatura pianística decimonónica -Schubert, Schumann, Chopin, Mendelssohn-, propone "un concierto vivo y en constante evolución" con una recreación musical que, a través de las sonatas 30, 31 y 32 de Beethoven, evocará también la figura de Schumann. La pianista es una artista ideal a la hora de plasmar lo que en la música de Beethoven está por venir. Sus tres últimas sonatas para piano abarcan el presente inmediato, el pasado y el futuro, y su especial concepción permite al público escuchar lo inaudible, después de identificar milagrosamente forma y contenido. Un ciclo que se cierra con unas notas que vienen a ser, como dice Brendel, una especie de preludio del silencio.

Considerada una de las grandes artistas coetáneas, Leonskaja ganó varios concursos de prestigio antes de abandonar la antigua URSS, pero fue su sensacional aparición en el Festival de Salzburgo de 1979 la que constituyó el inicio de su exitosa carrera.

Como pianista de cámara, Elizabeth Leonskaja colabora estrechamente con los cuartetos Alban Berg, Borodin y Guarneri, además de con Heinrich Schiff y la Orquesta de Cámara de la Filarmónica de Viena. Ha realizado numerosas grabaciones para Teldec y ha recibido prestigiosos galardones internacionales, entre los que destacan el premio Caecilia por su grabación de las sonatas de Brahms y el Diapason d'Or por su grabación de obras de Liszt.

Hace apenas dos años, la pianista recibió en Viena el premio más prestigioso de las artes en Austria: la Cruz de Honor de las Ciencias y Artes, Primera Clase, convirtiéndose así en una de las pocas intérpretes en ostentar tal honor.

El concierto de esta noche en el Hospital Real será retransmitido en directo por RNE-Radio Clásica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios