Enrique Lanz, premio al mejor director de escena en Barcelona

  • La crítica de la capital catalana considera que su montaje de 'El retablo de Maese Pedro', con títeres gigantescos, fue el espectáculo mejor concebido del año

Comentarios 2

El creador de títeres granadino Enrique Lanz, director de la compañía Etcétera, una de las más importantes en su campo, obtuvo la noche del pasado miércoles el premio al Mejor Director de Escena por su montaje de El retablo de Maese Pedro, de Manuel de Falla. El premio le fue otorgado por la crítica operística de Barcelona, con un jurado integrado por Marcel Cervelló, Xacier Cester, Jaume Comellas, Mercedes Conde, César López, Pablo Meléndez-Haddad, Javier Pérez Senz, Jaume Radigales, Fernando Sans, Josep Subirá y Albert Vilardell.

El retablo de Maese Pedro fue estrenado en enero de este año en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona y llamó la atención desde el primer momento por el enorme tamaño de los títeres, de hasta siete metros de altura. La obra es una coproducción entre el Liceu de Barcelona, el Teatro Real de Madrid, el Teatro Calderón de Valladolid, la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera, el teatro Maestranza de Sevilla, la Ópera de Oviedo y la compañía Etcétera.

"Cuando me lo dijeron ayer en Barcelona, no me lo podía creer", señaló Enrique Lanz al conocer la noticia del galardón. "Yo estaba despidiéndome de la gente del Liceu cuando me dijeron que había ganado el premio. Es como una lotería que te toca sin que hayas comprado un décimo", añadió.

El retablo de Maese Pedro fue toda una aventura en la que Enrique Lanz estuvo involucrado durante tres años antes de que pisara por primera vez los escenarios. "Fue un terrible esfuerzo", señaló. "Era muchísimo más difícil de lo que me había planteado al principio. Lo que más llamó la atención del público fue el tamaño de los títeres, pero eso no fue lo más difícil. Ya habíamos tenido una experiencia anterior creando un dinosaurio gigante. Con esta obra teníamos siete".

"Para mí lo más complejo fue abordar la obra en sí y hacer que se entendiese para el público", comentó Lanz. "El texto del trujamán es cantado y eso lo complicaba todo". "Por otraparte, teníamos que desarrollar todo el sistema de poleas para mover las marionetas, y eso también fue dificultoso".

No es el premio de la crítica operística la única alegría que se lleva Enrique Lanz este año. El próximo mes de febrero representará de nuevo El retablo de Maese Pedro, pero esta vez en Bruselas, con motivo de la presidencia española de la Unión Europea, un acto al que están invitados todos los mandatarios de la comunidad. "Eso es algo muy importante para nosotros", explicó Lanz.

Se ha convertido tal vez en el creador de títeres más importantes de España. "La verdad es que estoy esforzándome mucho porque el teatro de títeres llegue a unos niveles en España a los que no había llegado nunca antes", señaló el creador. "Son ya casi treinta años dedicado exclusivamente a esto y ahora es cuando las cosas comienzan a dar sus frutos".

El jurado que concedió el premio a Enrique Lanz había analizado todos los espectáculos que se presentaron en Barcelona en la temporada lírica 2008-2009. Otros de los galardonados fueron la zarzuela Chateau Margaux, dirigida escénicamente por Lluís Pasqual y musicalmente por Miquel Ortega. Esta obra fue elegida como la mejor de la temporada.

Las próximas funciones de El retablo de Maese Pedro tendrán lugar el 11 y 12 de diciembre en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, el 5 y el 6 de febrero de 2010 en el Palais de Beaux Arts de Bruselas y el 18 y 19 de febrero en el teatro de la Maestranza de Sevilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios